¿Qué pasa con los aparatos eléctricos y electrónicos que desechamos? ¿De quién es la responsabilidad última de reciclarlos? Según la directiva 2012/19UE del Parlamento Europeo, las empresas fabricantes deben cumplir con un índice mínimo de reciclaje los RAAE generados del 85% (porcentaje que tiene en cuenta los AEE puestos en el mercado en los 3 últimos ejercicios).

Los productores y fabricantes de aparatos eléctricos y electrónicos son los responsables de gestionar adecuadamente los residuos generados por sus productos, promoviendo prácticas de prevención, reutilización, reciclaje y valorización. Esto implica que cada compañía debe asumir la responsabilidad completa de la recogida, transporte y tratamiento adecuado de los residuos generados de sus productos.

Ante esta situación, Movilex, la empresa familiar extremeña especializada en la gestión de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos peligrosos y no peligrosos, se ha establecido como objetivo duplicar la captación de su volumen de residuos en los próximos 2 años. En el año 2023 la compañía recogió más de 50.000 toneladas de RAEE y estima recoger más de 57.000 en 2024.

En Movilex, como operador registrado de la minería urbana dentro de la economía circular, ayudamos a las empresas a cumplir con esos objetivos marcados por la Unión Europea e incluso a superarlos. El objetivo de valorización, por ejemplo, es del 70-85% y nosotros ya alcanzamos una valorización del 90-95%”, apunta Luis García-Torremocha Checa, CEO de Movilex.

Actualmente, el 60% de los residuos que gestiona la compañía proviene de la captación propia, a través de comerciales de la compañía; y el 40%, de la captación a través de SCRAPs y SIRAPs. ¿Qué son estas entidades y en qué se diferencian?

Los SCRAP (Sistemas Colectivos de Responsabilidad Ampliada del Productor)

Gracias a la labor de los SCRAPs se garantiza que la gestión de los residuos es la adecuada y se cumplen con los objetivos establecidos por las administraciones. Son organizaciones sin ánimo de lucro constituidas por los fabricantes e importadores de aparatos eléctricos y electrónicos (AEE), que mediante un conjunto de medidas y herramientas buscan incentivar la recogida, gestión y valorización de residuos. Establecen un sistema de responsabilidad compartida entre los productores, los distribuidores y los gestores de residuos que forman parte de estas agrupaciones empresariales.

En España, existen más de 11 SCRAPs atendiendo a los diferentes tipos de residuos, como por ejemplo en el sector de los RAEEE contamos con ECOTIC, ECOLEC, ERP España, Recyclia o AMBILAMP, entre otros. Para asegurar un tratamiento y reciclaje eficaz y eficiente, los SCRAP pueden colaborar con empresas de reciclaje autorizadas y especializadas en el manejo de residuos electrónicos como Movilex.

SIRAP (Sistema Individual de Responsabilidad Ampliada del Productor)

Las compañías que no formen parte de ningún SCRAP deben darse de alta como SIRAP (Sistema Individual de Responsabilidad Ampliada del Productor), una entidad creada para que un productor cumpla individualmente con sus obligaciones de gestión de residuos.

Para constituirse como un SIRAP, los productores deben presentar una comunicación ante la autoridad competente de la Comunidad Autónoma (Consejería de medioambiente u órgano con competencia en materia de gestión de residuos) donde tenga su sede social. Esa comunicación deberá incluir: identificación del productor, tipo de producto y volumen puesto en el mercado, su plan de gestión de residuos y compromiso de la garantía financiera.

Movilex gracias a contar con toda la cadena de producción, desde los servicios de recogida, almacenaje, gestión, reciclaje y recuperación puede ayudar a los fabricantes de RAEE a gestionar mejor sus residuos.

 

Fuente: Movilex