noticias ambientales

Recorrer 100 kilómetros con un coste inferior a un euro (0.98 céntimos) es posible gracias a los últimos modelos de vehículos eléctricos para particulares que ya están presentes en el mercado español y a la implantación de una red de recarga adecuada en los domicilios particulares de los usuarios. Conseguir esta cifra de consumo es posible si se dispone de un vehículo que necesite 15 kwh para cada 100 kilómetros, se realiza una carga nocturna de electricidad en el horario super valle (de 1 a 7 de la madrugada) en un domicilio particular y teniendo como referencia los costes de la energía del mes de abril de 2018, según los datos facilitados por Red Eléctrica de España.

recorrer 100 km por menos de 1 euro coche electrico

Las previsiones apuntan a que, en menos de 10 años, habrá 27 millones de vehículos eléctricos circulando por las carreteras en todo el mundo (cifras recogidas en un estudio realizado por IDTechEx para la Asociación Internacional del Cobre en junio de 2017). Además de los ahorros económicos para los particulares que supone este tipo de movilidad sostenible, también se contribuye a la reducción de la dependencia energética de los países. En España, el 99% del petróleo que se consume es de importación, y en 2016 se consumieron 64,2 millones de toneladas de crudo, con un valor aproximado de 18.500 millones de euros. El 47% del petróleo que se consume en la Unión Europea está destinado al transporte por carretera.

Ampliación de la red de recarga

“En la actualidad estamos inmersos en un proceso de transformación de una movilidad con vehículos de combustión a otra más sostenible con la motorización eléctrica. Para fomentar esta transición de un modelo a otro, es necesario una red de recarga adecuada para los vehículos eléctricos. El sector de la automoción ya está teniendo esto en cuenta, y de hecho los últimos modelos de vehículos eléctricos van incrementando su autonomía cada vez más. Ahora mismo, ya se pueden encontrar coches en el mercado con hasta 300 kms. de autonomía, una cifra mucho mayor que la del recorrido promedio diario en España (75 kms.). Por ello, un usuario ya no necesita recargar en la calle a diario, y en poco más de 3 horas con un cargador de 3.7 KW conectado al contador de casa puede tener su vehículo listo con la misma carga con la que comenzó su jornada. Sin embargo, a día de hoy, para distancias superiores a 300 kilómetros, no existe una solución óptima para la recarga”

Diego García Carvajal, Director de la Oficina en España del Instituto Europeo del Cobre

Un punto de recarga eléctrico de 150KW permite realizar en menos de 7 minutos una carga para una autonomía de 100 kms. Según el último Plan Movalt Infraestructra, se realizaron 33 solicitudes de subvención para la instalación de este tipo de puntos de recarga en alguna de las principales carreteras españolas. Por su parte, los fabricantes de vehículos prevén poner en circulación a finales de este año vehículos que admitan recargas de 150 KW.

El cobre, imprescindible para la movilidad eléctrica

El estudio de la Asociación Internacional del Cobre prevé un incremento de la demanda de cobre a nivel mundial que podría pasar de las 185.000 toneladas registradas en 2017 a 1,74 millones en 2027. Esto es debido al aumento estimado de vehículos eléctricos de todo tipo desde los 3 millones que había el ejercicio pasado a los más de 27 que se calculan que circularán en 10 años.

"La industria del cobre está jugando un papel determinante en el desarrollo de los vehículos eléctricos, tanto por su uso en la fabricación de los motores de los vehículos en sí- un motor eléctrico contiene tres veces más cobre que el de un vehículo de combustión con gasolina- como en los equipos de carga y su conexión a la red eléctrica. De esta manera, contribuimos a la implantación de un modelo de movilidad sostenible, dado que es mucho más eficiente y sin emisiones directas a la atmósfera, y, a su vez, más rentable para los consumidores”.

Diego García Carvajal

 

El Instituto Europeo del Cobre (European Copper Institute - ECI), fundado en Reino Unido en 1996 y con sede central en Bruselas desde 1998, surge de la asociación entre las principales compañías mineras del mundo, las empresas fundidoras y semitransformadoras - representadas por la International Copper Association - y la industria europea del cobre. ECI también forma parte de Copper Alliance, una red internacional de asociaciones patrocinada por la industria del cobre, cuya misión común es ayudar a desarrollar y defender los mercados del cobre, en base a sus excelentes características técnicas y a su contribución a una mejor calidad de vida.

Más información de prensa: Asesores de Relaciones Públicas y Comunicación

  • Pilar Pascual
  • 915774554

 

 
Boletín Novedades Ambientales