cat noticias

Tajante se muestra el concejal de Modernización de la Administración y Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Murcia, José Guillén, que asegura que el Paseo Fluvial del Río se está llevando a cabo con el visto bueno de la CHS, Fomento y la Comunidad, además de contar con una supervisión ambiental por parte de un ambientólogo a pie de obra. Guillén contesta así a las acusaciones de Huermur por presuntas irregularidades en el proyecto municipal Murcia Río.

ambientologo paseo fluvial murcia

Imagen de Ecoproyecta

El concejal de Modernización de la Administración y Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Murcia, José Guillén, ha destacado que todos los pasos que se están dando en los trabajos de dragado y extracción de sedimentos para la ejecución de la mota interior del río, prevista en el proyecto del Paseo Fluvial del Río Segura "se están dando están perfectamente regulados y supervisados por técnicos".

Guillén ha contestado de esta forma a la Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia (Huermur), que ha denunciado ante el Seprona de la Guardia Civil las obras que está realizando el Ayuntamiento de Murcia en el cauce del río Segura junto al parking disuasorio del Malecón, y que forman parte del conocido proyecto municipal 'Murcia Río', por presuntas "irregularidades".

"Sabemos que la crítica y la demagogia es el punto fuerte de Huermur, inventar sin saber. Para su conocimiento, les explicamos que el citado proyecto ha sido aprobado por el Ayuntamiento de Murcia, contando con las debidas autorizaciones por parte de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), Ministerio de Fomento y Dirección General de Bienes Culturales de la Comunidad. La ejecución de los trabajos se está haciendo conforme las especificaciones señaladas en el escrito de autorización de la CHS".

José Guillén, remarcando su postura

El edil añade que "las obras cuentan con una supervisión ambiental por parte de un ambientólogo a pie de obra, existiendo un Programa de Vigilancia Ambiental específico para esta obra. También se han realizado análisis de los sedimentos del fondo del cauce, previamente a su extracción, resultando que no son peligrosos ni nocivos para el medio ambiente". 

Los valores determinados en el laboratorio de los elementos contaminantes se encuentran en su totalidad por debajo de los niveles estándar en cuanto se refiere a la protección de la salud humana, según el concejal. En esta fase también se ha podido determinar "la concentración de TPH (hidrocarburos totales del petróleo) que arroja unos valores reducidos, por debajo de los límites de cuantificación del aparato".

"Además, previamente al vertido definitivo, se están acopiando provisionalmente dentro del ámbito de la obra para su desecación inicial, con el fin de facilitar el transporte sin vertido de líquidos en el trayecto. El vertido definitivo se está haciendo en una cantera que cuenta con los permisos medioambientales necesarios, con objeto de garantizar su regeneración paisajística. Los sedimentos depositados en ella son perfectamente compatibles con el citado fin" ha concluido el concejal José Guillén.

 

Fuente: europapress

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con: