El banco holandés Rabobank, especializado en servicios financieros para el mercado agroalimentario, ha seleccionado la tecnología de Giesecke+Devrient (G+D) para la producción de tarjetas de pago sostenibles para sus clientes. Concretamente, Rabobank utilizará las tarjetas Convego Recycled de G+D. El acuerdo se encuadra dentro de la política de responsabilidad social corporativa de esta entidad que tiene como objetivo conseguir la máxima sostenibilidad en todos sus procesos de negocio.

 

G+D ofrece soluciones, productos y servicios personalizados, seguros y respetuosos con el medio ambiente que cumplen con los más altos estándares actuales de sostenibilidad, desde el aprovisionamiento hasta la producción y el reciclaje. Las tarjetas sostenibles Convego Recycled de G+D están compuestas por capas de PVC 100% reciclado y en su fabricación se utiliza energía renovable, así como materias primas respetuosas con el medioambiente.

La experiencia del cliente es tan importante para Rabobank como la protección del medioambiente. La solución Convego Relate Print de G+D proporciona a Rabobank una gestión justo a tiempo y bajo demanda del servicio de envío de tarjetas de pago. Con esta solución, la impresión de carriers y sobres utilizados en el envío de las tarjetas se realiza también de forma sostenible y bajo demanda, lo que evita procesos logísticos innecesarios con imprentas externas, acumulación de stock o desperdicio de papel.

G+D puede proporcionar estos servicios gracias a sus numerosos centros de personalización distribuidos en 33 países lo que le permite aportar un soporte rápido y efectivo a entidades como Rabobank con presencia en los cinco continentes. A su vez, y gracias a esta capacidad, Rabobank puede ofrecer a sus clientes una solución sostenible y bajo un prisma de personalización, y todo ello con un uso eficiente de los recursos acorde con la filosofía de la entidad.

Según Carsten Wengel, director global de ventas y distribución del área de negocio de Tarjetas de Pagos Digitales de G+D, “en el entorno bancario, los servicios digitales inteligentes en combinación con tarjetas físicas medioambientalmente eficientes pueden contribuir a una mayor sostenibilidad y las entidades buscan soluciones sostenibles y sin compromisos innecesarios. En todo el mundo, vemos que los bancos tienen cada vez más en cuenta esta evolución –añade Wengel--, y estamos muy satisfechos de ayudar a las compañías emisoras de tarjetas y a sus clientes a cumplir su compromiso con el medioambiente con productos y servicios innovadores y en este caso Rabobank vuelve a ponerse en vanguardia en este camino”.

 
boletin sobre

Colegios Ambientales:

Colaboramos con: