Es muy posible que os hayáis dado cuenta de la proliferación de contenedores selectivos destinados a la recogida de residuos domésticos con fines solidarios (ropa y calzado principalmente). Lo que en un principio parece una acción con unos claros beneficios sociales y medioambientales esconde, a veces, una actividad ilegal de gestión de residuos.

Esta noticia emitida en los Informativos de La Primera trata sobre la cuestión.

Falsas organizaciones humanitarias revenden en mercadillos ropa donada