El sector energético español está viviendo un proceso de ajuste natural. Hoy, tras un periodo de auge y otro de caída, el mercado de las renovables está volviendo a suscitar el interés de los inversores.