cat noticias

La planta de cemento que la compañía mexicana tiene en Morata de Jalón (Zaragoza) ha sustituido el 56% de los combustibles fósiles que emplea en su actividad por biomasa forestal y CDR. Una cifra bastante mayor que la media del sector en España y en consonancia con la de otros países europeos.

residuos planta Cemex Zaragoza economia circular

Imagen de elPeriódico de Aragón

Cemex avanza en la economía circular en Aragón

La planta que la cementera tiene en la comunidad aragonesa ha conseguido sustituir combustibles fósiles por combustibles preparados a partir de residuos, en concreto del combustible derivado de la fracción resto de residuos municipales e industriales (CDR) y biomasa forestal.

Una sustitución que se sitúa en el 56%, porcentaje que es superior al registrado en el sector. En la actualidad, la industria cementera sustituye un 26% de sus combustibles fósiles por distintas tipologías de residuos que no se han reciclado como neumáticos fuera de uso, harinas cárnicas, lodos de depuradora o biomasa forestal, entre otros. La media del sector dista de las registradas en otros países de Europa como Austria, Alemania, Noruega, Holanda y Suecia, donde la sustitución de los combustibles fósiles por los procedentes de residuos supera el 60%.

La utilización de nuevos combustibles ha supuesto que desde esta planta zaragozana se hayan dejado de emitir a la atmósfera 51.624 toneladas de CO2, cantidad que equivale a las emisiones de 17.200 coches durante un año. Además, también se ha evitado que los residuos acaben en el vertedero. Esta recuperación de material y sustitución de combustibles está en línea con la política de economía circular de la Comisión Europea, además de enmarcarse dentro de las acciones llevadas a cabo en la planta en materia medioambiental.

La planta de Cemex está logrando cada vez emitir menos CO2, manteniéndose además los límites de emisión por debajo de los establecidos por la Autorización Ambiental Integrada (AAI). La emisión de dióxido de carbono en los nueve primeros meses de este año se ha situado en 252.476 TM. A raíz de la sustitución de combustibles tradicionales fósiles como el coque de petróleo por combustibles alternativos como la biomasa, se ha ahorrado en nueve meses 41.748 TM de CO2.

"Necesitamos diversificar el uso de combustibles alternativos en nuestra fábrica para seguir siendo competitivos en los mercados nacionales e internacionales"

Alfonso Conde, director de operaciones de CEMEX en Aragón

 

Fuente: elEconomista.es

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con: