La startup española reconocida por sus colecciones de prendas que destacan no solo por la tecnología textil que incorporan sino también por las propiedades de las mismas, celebra el Día Mundial del Medio Ambiente con una propuesta de valor única: prendas inteligentes y eficientes que destacan por la sostenibilidad, versatilidad, durabilidad, y circularidad. Gracias a la incorporación de la tecnología y su producción local, Sepiia fomenta el “menos es más”, luchando contra el fast fashion y apostando por generar el menor impacto medioambiental y el mayor impacto social en el planeta.

Mesa de trabajo 26 copia 100

La industria de la moda es la segunda más contaminante del mundo, tanto en su producción como en su consumo. Conscientes de esta problemática, Sepiia desde su nacimiento en el año 2016, decidió ofrecer a sus consumidores una nueva forma de entender la industria incorporando la tecnología a cada una de sus prendas, produciendo de forma local en España y Portugal y bajo la utilización de materiales circulares. Gracias a ello, la compañía consigue prendas más eficientes, atemporales y versátiles. La durabilidad de sus prendas hace que se utilizan más veces y durante más tiempo, fomentando de forma consecuente, una compra de menos productos a lo largo del año y, por tanto, un ahorro de 11.601.963 litros de agua y 152.448 kilos de CO 2 eq desde el año 2019 hasta hoy, el equivalente a 4,5 piscinas olímpicas o 19 vueltas al mundo en coche.

Así es como la compañía decide dar un paso más allá y lucha cada día por reducir lo máximo posible la huella que su actividad deja en el entorno. A lo largo de su trayectoria profesional, la firma muestra su compromiso con el entorno a través de diferentes actividades e iniciativas. Un ejemplo reciente de ello ha sido la acción por el medio ambiente para plantar un bosque de más de 400 árboles en Guadalix de la Sierra, organizado por la marca de joyas Bombay Sunset el pasado mes de abril a la que se sumaron Sepiia y Timpers, marcas con compromiso social y ambiental, para sumar impacto positivo en el entorno junto con los más de 100 voluntarios que colaboraron en la plantación de este bosque.

El proceso comienza con su tejido inteligente. La aplicación de la tecnología textil hace que sus prendas no se manchen, no se arruguen y neutralicen el olor corporal, lo que se traduce en un ahorro de agua, detergente y electricidad. Del mismo modo, en la fabricación de la prenda, Sepiia utiliza técnicas limpias como la estampación digital, reduciendo así el gasto de agua. Y, además, debido a su producción local en España y Portugal, consiguen reducir el CO 2 derivado del transporte, emitiendo hasta un 53% menos que una prenda de algodón tradicional.

La circularidad de sus materiales es otro de los puntos fuertes de la firma. Con estos se facilita el reciclaje cuando la prenda acaba su primer ciclo de vida. De este modo, el consumidor puede enviar a la firma la prenda y acumular todos los excedentes del tejido de taller, Sepiia da una segunda vida a la prenda. De esta manera, la firma acerca al consumidor a la economía circular y le hace partícipe absoluto de todo el proceso para conseguir una sociedad futura mejor.

Sin embargo, la involucración del consumidor requiere también una apuesta segura sobre hechos fundamentados. Es así como Sepiia, con el objetivo de implicar al consumidor y mostrarle que otra realidad es posible para reducir el impacto medioambiental, decide medir y revisar su cadena de valor gracias a BCOME, una plataforma digital de sostenibilidad que ha ayudado a la compañía a medir el impacto positivo de su tecnología.

 

Contacto de prensa: María García 91827 49 48

 
boletin sobre

Colaboramos con: