El cambio hacia una industria del papel más limpia está cada vez más cerca en nuestro país gracias a iniciativas como Papel BCD (“BiCircularidad Descarbonizada”) . Un proyecto del que forma parte Smurfit Kappa y que está destinado a reducir la huella ambiental del sector a través del desarrollo de procesos más eficientes y de productos más sostenibles . Objetivos que ya forman parte de los ambiciosos planes de sostenibilidad de la compañía, englobados en Better Planet 2050 .

 

Entre ellos se encuentran reducir la huella ambiental de sus clientes y la suya propia en el consumo de agua, residuos y emisiones de carbono; alcanzar las cero emisiones netas de CO2 para 2050, minimizar los residuos gracias al desarrollo de embalajes sostenibles (busca que más del 95% de los productos entregados a los clientes tengan certificado de Cadena de Custodia), apostar por la economía circular e integrar la eficiencia energética (e-cogeneración, biomasa, etc.). Objetivos totalmente alineados con los de este importante plan inversor, que destinará 1 396 millones de euros en un plazo de tres años para convertir la cadena de valor del papel en referente internacional, potenciando la competitividad y la sostenibilidad de la industria española.

El papel como motor del cambio

El papel, por su propia naturaleza, es reciclable hasta en siete ocasiones, renovable y 100% biodegradable en nuestro entorno sin ponerlo en peligro. Además, es la alternativa a los productos que más carbono consumen y que proceden de fuentes no renovables y no biodegradables. Por ello es, en sí mismo, el camino para alcanzar los objetivos de Papel BCD, que aboga por la materia prima local, renovable y neutra en carbono; por altas tasas de reciclaje o por haber conseguido desvincular las emisiones de carbono del crecimiento de la producción gracias a la eficiencia energética.

Ignacio Sánchez, Recycling Country Manager Smurfit Kappa España, indica que “en Recycling, la división de gestión de recuperación y tratamientos de residuos de Smurfit Kappa, tenemos la misión de reciclar y recuperar unas 250 000 toneladas de papel y cartón que se procesan en nuestra fábrica de papel en Mengíbar de la forma más sostenible posible. Para ello, reducimos el radio logístico de aprovisionamiento y, por tanto, la huella de CO2 incidiendo sobre la eficiencia energética en el transporte. La caja de cartón es el embalaje sostenible por excelencia frente a alternativas muy contaminantes y difícilmente reciclables como el plástico. Por eso facilitamos a nuestros clientes y proveedores la circularidad de sus residuos, permitiendo que el embalaje de cartón ya utilizado se convierta de nuevo en materia prima para nuestras fábricas, evitando así que la basura sature los vertederos o distorsione el equilibrio medioambiental. Atender la creciente demanda del mercado de certificación del origen y destino de los residuos es parte del ADN de nuestra compañía, lo que nos otorga una posición de liderazgo en el sector y la capacidad de ofrecer soluciones innovadoras en el conjunto de la industria de packaging”.

Por su parte, Rafael Sarrionandia, General Manager Smurfit Kappa Nervión and CEO Kraft Specialties Spain, añade que “en Smurfit Kappa tenemos un largo historial de compromiso con la sostenibilidad y el respeto al medioambiente y, por tanto, con la descarbonización energética. El objetivo de la neutralidad energética nos va a exigir ser aún más sostenibles, eficientes e innovadores. Para afrontar este reto debemos seguir invirtiendo en procesos productivos más eficientes, con la finalidad de generar productos más sostenibles y que requieran además de un menor consumo especifico de energía y materias primas (productos químicos, agua, etc.), la utilización de energías renovables, la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y la valorización y reutilización de los residuos con la meta de cero residuos”.

Entre las Comunidades Autónomas que se beneficiarán de este proyecto se encuentran Andalucía, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Foral de Navarra, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana, Galicia o País Vasco. En ellas Smurfit Kappa cuenta con plantas de producción, de reciclaje, bosques, etc., demostrando una vez más su compromiso por mejorar las regiones en las que está presente.

Ignacio Sevillano, CEO de Smurfit Kappa España | Portugal | Marruecos, asegura que “en Smurfit Kappa llevamos años liderando el camino hacia una transición energética justa en el sector industrial, gracias a sus ambiciosos objetivos de sostenibilidad. Objetivos recogidos en iniciativas como la mencionada Better Planet 2050 o en nuestro Informe Anual de Sostenibilidad, donde reflejamos las metas alcanzadas año tras año. Trabajamos cada día para ofrecer a nuestros clientes las soluciones de embalaje más sostenibles y eficientes para sus cadenas de suministro y el medioambiente, que reduzcan la basura y aseguren los valiosos recursos naturales de nuestro planeta. Sin duda, con nuestros embalajes hacemos una contribución positiva al mundo. Por eso llevamos años actuando para afrontar estas dificultades globales a través de la protección de lo que más nos importa: nuestro entorno, nuestra gente y nuestra empresa”.

Papel BCD se desarrolla en torno a cuatro líneas de actuación: la huella ambiental a través de la ecoinnovación en productos renovables y reciclables, liderar la economía circular para reducir los residuos, avanzar en descarbonización con combustibles renovables e hidrógeno verde e integrar la transformación digital en las fábricas.

 

Contacto de prensa: Rocío Rodríguez 640655 60