cat noticias

Los principales fabricantes de coches del mundo parecen interesarse por metales sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. Sea por el aumento de la producción de vehículos eléctricos o por el mayor escrutinio sobre los efectos medioambientales de sus cadenas de suministro, el mercado ha comenzado a pagar una prima por los metales sostenibles. Desde el cobalto utilizado en en las baterías, a las materias primas industriales como el cobre y el aluminio, existe una disparidad cada vez mayor en los precios de las materias primas.

materias primas vehiculo electrico

La semana pasada, diez de los principales fabricantes de coches del mundo, como BMW y Volkswagen, se reunieron en Bruselas y se comprometieron a abordar asuntos medioambientales relacionados con el uso de las materias primas. "Si, como sector, enviamos un mensaje en el que manifestamos nuestro deseo de movernos en una dirección, los suministradores lo acabarán integrando en su proceso", explica Stefan Crets, de la red de negocio para la responsabilidad social de las empresas CSR Europe.

Hace unos días también, el fabricante noruego de aluminio Norsk Hydro lanzó dos productos derivados de metales con bajo contenido en carbono que se venderán a un precio elevado. Uno contiene un máximo de 4kg de CO2 por kilo y el otro tiene un mínimo de contenido reciclado del 75%. Según manifiesta la compañía, los dos se extraen de la energía hidráulica. "Lo vemos en el sector automoción, sobre todo en vehículos híbridos y eléctricos. Hay dos opciones: el aligeramiento para reducir el consumo energético y la perspectiva del ciclo de vida, a partir de materiales con un bajo contenido en carbono", explica Erik Fossum, responsable del área de metales de Norsk.

Huella ética del coche eléctrico

La empresa estatal chilena Codelco, el mayor fabricante de cobre del mundo, también ha anunciado que comenzará a establecer un precio para el cobre en el que se tenga en cuenta su huella ética y medioambiental. "Esperamos que la sostenibilidad desempeñe un papel cada vez más importante en la extracción de las materias primas, sobre todo cuando éstas se destinan a productos que son responsables desde un punto de vista medioambiental, como el coche eléctrico", opinan los analistas de Investec.

La medida se puede comparar a las iniciativas de China destinadas a frenar la actividad de los productores de materias primas más contaminantes. Éstas han sido reforzadas por campañas para reducir la polución en las grandes ciudades y la capacidad de aluminio que se ha trasladado a toda la cadena de las materias primas. Las medidas medioambientales han provocado un aumento de los precios del aluminio de más del 24% en lo que va de año.

La presión para aumentar la eficacia y reducir las emisiones también ha hecho que las acereras se decanten por el mineral hierro de más calidad. El diferencial entre el mineral hierro de alta y baja calidad se ha ampliado a más de 20 dólares la tonelada este año frente a los 5 dólares de hace año y medio. Fortescue, el productor australiano de mineral de hierro de menor calidad, anunció la semana pasada que cambiaría su producción por un mineral mejor. Este año sus acciones han caído un 23%, dato que contrasta con el aumento del 19% de las de Rio Tinto, que produce mineral de alta calidad. "Ahora se apuesta por lo mejor", afirma el analista de BMO Capital Markets, Colin Hamilton.

Según Bloomberg New Energy Finance, "los metales que se utilizan en las baterías están siendo sometidos a un mayor control, coincidiendo con el aumento de las ventas del coche eléctrico, que han registrado un repunte del 63% en el tercer trimestre con respecto al año anterior. La mitad de las ventas llegan de China".

Mano de obra infantil

Más de la mitad del cobalto del mundo proviene de la República Democrática del Congo, donde hasta un 20% se extrae recurriendo a mano de obra infantil, denuncia Amnistía Internacional. Cuanto más responsable con el medioambiente es la cadena de suministro, mayores son los precios, según los operadores. Este año, la diferencia entre el hidróxido de cobalto extraido de recursos 'limpios' como grandes empresas mineras y de otras minas menos conocidas se situó entre el 4% y el 6%, según Benchmark Mineral Intelligence.

El mes pasado, Volkswagen lanzó una oferta en la que buscaba suministro de cobalto para cinco años. "Un suministro sostenible para la batería de litio será fundamental para convertirnos en líderes del mercado", declaró un portavoz de la empresa. Los precios también oscilan en el caso del níquel, cuyo principal uso es el acero inoxidable, aunque las baterías del coche eléctrico usan una variedad del metal muy pura, conocida como Class 1. Recordemos que la producción de baterías podría convertirse en el nuevo limitante para el vehículo eléctrico.

Sólo la mitad del níquel del mundo es adecuado para las baterías, según la minera brasileña Vale. Eso ha hecho que el sulfato de níquel cotice a una prima de hasta el 35% en la Bolsa de Metales de Londres, según la consultora McKinsey. La firma espera que la demanda del níquel de los fabricantes de baterías se multiplique por 10 para 2025. "La industria del níquel podría entrar en un periodo de cambio por el repunte de la demanda y la aparición de dos mercados", concluye McKinsey.

 

Fuente: Expansión.

 


Buscar Masters, Cursos, Congresos...