Estudiantes de Ciencias Ambientales conciencian sobre la conservación de hábitats para las luciérnagas.

newsLos cambios de uso de suelo por causa de la urbanización tienen repercusiones que a veces no son percibidos, como el caso de la desaparición de especies como las luciérnagas, que son un indicador ambiental de la salud de cuerpos de agua y suelos, comunicó Ek del Val, titular del Laboratorio de Interacciones Bióticas y Hábitats Alterados, en el Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad de la UNAM Campus Morelia. La investigadora indicó que hay una iniciativa llamada "Buscando luciérnagas", que pretende buscar puntos de la geografía estatal donde hay luciérnagas y realizar una especie de inventario bajo la modalidad de "investigación con participación ciudadana", en entrevista dentro del programa Universidad y Vida, que conduce Ana Claudia Nepote.

Externó que debido a los cambios acelerados que vivimos por causa del cambio de uso de suelo motivados por la urbanización, no nos damos cuenta de lo que está pasando con el ambiente y una de las cuestiones que suceden es que las especies pierden su hábitat. Precisó que las luciérnagas son escarabajos que tienen estos órganos fosforescentes que en realidad les sirven para atraer a sus parejas, con eso se comunican para cumplir el proceso de reproducción. "El porqué están desapareciendo, resulta que por tantas luces en las ciudades se ha demostrado que las luciérnagas no encuentran pareja; es como si tú vas a una fiesta a buscar novio y te pones mucho perfume, pero en el ambiente hay mucho desodorante artificial", dijo.

Precisó que las luciérnagas están demostrando que están disminuyendo y que no es un fenómeno exclusivo de México, si no a nivel mundial, incluso que en muchos lugares se han tomado como bandera de conservación". Del Val externó que el proyecto que realizan con estudiantes es con la finalidad de ser tomada como una ciencia ciudadana, es decir, que no sea la ciencia típica de la Universidad, donde un investigador hace una investigación y después publica los resultados, "sino que entre todos en una comunidad podamos construir estos datos". Ana Flores, estudiante de Ciencias Ambientales, dijo que el proyecto comenzó hace un mes con una caravana del agua: "Vimos que aguas contaminadas podían afectar a las luciérnagas y se hizo un póster informativo para concienciar, después siguió el tema de monitoreo a través de redes sociales". Regina González, estudiante de Ciencias Ambientales, externó que la forma de participar es a través del #veobrillar y de esa forma localizar un lugar donde haya luciérnagas o colocando la dirección en el perfil de Facebook, "podemos seguir todos los hashtags, esperamos que los ciudadanos participen en él".

Ek del Val dijo que "sería bueno si nos pueden dar la ubicación, en particular si pudieran darnos las coordenadas sería bueno y después poder correlacionarlo con el tipo de hábitat que hay, ahora esto se puede hacer con los teléfonos inteligentes". Detalló que las luciérnagas son escarabajos y tienen varias etapas importantes en su vida: cuando son jóvenes son larvas y dependen del agua limpia, hay unas que son de plano acuáticas y otras que viven en el suelo húmedo, "pero si este suelo húmedo está contaminado mueren, su presencia o no, nos habla de la conservación de los cuerpos de agua". Precisó que se vuelve necesario restaurar los lechos de los ríos, para conservar los sitios que ayudan a su reproducción y evitar el uso irracional de los insecticidas que afectan no sólo a las luciérnagas, sino también a las abejas. Consideró que con iniciativas como ésta, la ciencia podría crecer mucho más en el país, si se hiciera entre todos, todos tenemos esa curiosidad, hay un proyecto a nivel mundial para estudiar una planta que crece en el pasto, con la posibilidad de las redes sociales puedes tener un impacto que sería imposible financiarlo.

Fuente: Cambio de Michoacán.