A tu currículo impreso le falta punch. Se ve desorganizado. Ya intentaste acomodar la información en Word, pero no ayuda mucho. PowerPoint menos. ¿Excel?, ¿es broma? Tal vez con un programa de diseño. Sí, tienes razón: no todos sabemos moverle a un programa de diseñadores.

Algo que se vea presentable. Limpio y bien hecho. No, no medio vacío. Limpio, que no es lo mismo. Con orden. Que se lea fácil. Que se lea rápido. Así como dicen que lo solicitan los de recursos humanos: ágil, de a lo mucho dos hojas, con estructura.

Un formato actual. Ándale, esa es la palabra: actual. Porque hay páginas web en donde los diseños están medio añejos. No, no son vintage ni tradicionales. Más bien se ven como de los años noventa.

Tenerlo impreso y a la vez en internet. ¿Y eso como para qué? ¡Ah, sí! Imagínate: dar tu tarjeta de presentación y que ahí venga el enlace (www) para que busquen y lean tu CV. Órale.

Espera, ¿todavía se usan las tarjetas de presentación? Ok, es cierto, también puedes mostrarlo en el celular y en las redes sociales. Con un clic. Funcional. Y necesario. Por si acaso. Lo tienes disponible las 24 horas del día. Si no estás en casa y te urge, ingresas rápido al sitio y lo descargas.

La cuestión es el tiempo. Luego es tardado hacer eso. O medio complicado. La verdad, la verdad, ¿es muy difícil? Es mejor saberlo antes de ir y hacer corajes.

¡La página está en inglés! Uy. Bueno. Pero así que digas difícil… no. ¡Espera! No, tu información no estará en inglés. Calma. Respira. Esa estará en español. Los recuadros que debes llenar son los que vienen explicados en inglés. Es como si hicieras un perfil en Facebook. Así más o menos. Parecido. Y rápido. Cosa de minutos.

Qué tal, ¿ya tienes una mejor idea?

Pues basta de rodeos. ¿Vamos a la página o qué?

Inténtalo. Nada pierdes. Y ganar, puedes mucho. Ya que lo tengas listo lo comparas con el que tenías hoy.

La dirección web es standardresume.co 

 

Fuente: Blog OCCMundial