México

Restaurantes Toks, en alianza con Pinar de la Cima, ha devuelto al bosque por cuarto año consecutivo, los pinos que fueron usados por la cadena en la época navideña. Estos árboles han estado desde enero hasta la fecha recibiendo un tratamiento con minerales y biofertilizantes para devolverlos a su hábitat lo más sanos posible.

Cada navidad la ciudad se viste con adornos, luces y especialmente pinos que ocupan los rincones de las calles y locales comerciales. También es el caso del restaurante Toks,ya que colocan un árbol en el salón principal de sus 200 sucursales. Pero, la compañía se preguntó ¿Qué se puede hacer con los árboles cuando termina la época de navidad? En vez de tirarlos o transformarlos en leña, la empresa dio un giro sustentable.

Restaurantes Toks se unió con Pinar de la Cima, entidad dedicada al cultivo y renta sustentable de especies
arbóreas, puesto que cada año lleva a sus restaurantes ejemplares vivos de pinos en maceta.
Después de las fiestas, estos árboles son trasladados por Pinar de la Cima hasta un área de cuidados donde son revitalizados para volver a ser plantados en el bosque.

“La mayoría de estos árboles tiene 7 años de haber sido plantados. Nosotros los pusimos en una maceta durante el 2018, los estabilizamos y los llevamos a las sucursales. Los recogimos en enero y los llevamos a otro terreno para la recuperación. Ahí hicimos una clasificación de los que estaban en buenas condiciones, los que necesitaban más cuidados y los que estaban en mal estado, que en este caso fueron muy poquitos. Con Toks tenemos una recuperación del 86% al 90% de las especies
rentadas”, comentó Germán López, Fundador de Pinar de la Cima.

Desde el mes de enero hasta junio estuvieron los árboles de la especie Pseudo Suga en recuperación, hasta que pudieron ser devueltos a su verdadero hogar, es decir, su hábitat natural. El pasado martes 13 de agosto, 80 voluntarios del corporativo Toks y de Pinar de la Cima, plantaron en el bosque Toks - espacio ubicado en la carretera federal México- Cuernavaca- 110 ejemplares que sobrevivieron a las fiestas de navidad en condiciones óptimas.

“Es importante que las empresas miren sus acciones y siempre traten de conducirlas por el camino de la sustentabilidad. No es sólo hacer que los lugares se vean bonitos para los clientes, sino también darle un sentido a cada estrategia. En este caso, adornar nuestros restaurantes nos condujo a aliarnos con Pinar de la Cima y encontrar el valor de extender el ciclo de vida de los árboles. Queremos no sólo disminuir el daño que podemos hacer al planeta, sino también comprometernos
en su conservación”, añadió Gustavo Pérez, Director de Responsabilidad Social de Toks.

Hasta ahora, Toks ha replantado más de 330 pinos en el bosque en los cuatro años que lleva realizando este programa, además de 123 Abetos Douglas que fueron reforestados en el 2017. Estas acciones están en línea con el programa de Responsabilidad Social que impulsa la compañía.

 

Contacto de prensa:

  • Consuelo Reyes/ Ximena Aguirre
  • Cel: 55 2878 1135/ 55 1380 9531
  • E-mail: /