¿Será el medio ambiente prioridad en esta elección?

noticia3Podría ser momento adecuado para que algunos de los 2159 aspirantes en todo México a ocupar un cargo público de elección vía los próximos comicios de 2015 sumaran a su forma de pensar o actuar el Medio Ambiente como tema prioritario, con el fin de dejar en su país y en la sociedad en general, una huella a largo plazo. Y no como tradicionalmente lo hace una gran parte, solo para beneficio de ellos y de sus partidos, acción con la cual dan a entender a los electores, ciudadanos en general y a todo México, que este como varios temas son de tercera o cuarta prioridad en sus agendas. Porque antes está mantener por el poder, su estatus social y el nivel control económico.

Todo esto a pesar de que el tema, como es el ambiental, desde hace algunas décadas surgió como tendencia o moda, y no como necesidad real de atender, porque el deterioro de la capa de ozono, el calentamiento global, la extinción de especies, la propagación de enfermedades, el agotamiento de los recursos naturales, la contaminación del agua, aire y demás elementos que dan equilibrio para la vida, al no cuidarlos ponen en riesgo a todos los seres vivos.
Si bien es cierto que en México este tópico ha sido visto por algunos gobernantes a partir de 1992, conforme tomó a nivel internacional mayor importancia, este País lo subió a su agenda de prioridades al menos mediáticamente, pues en el sexenio de Fox, el medio ambiente se convirtió en tema de seguridad nacional, lo malo fue que se quedó en nada más en palabras.
En el periodo de Felipe Calderón la tendencia siguió de tal forma que este País, se proyectó a nivel internacional con una imagen pro planeta por convicción, acción que generó en mercadotecnia un buen posicionamiento del Mandatario Federal, pero en el fondo era "pan con lo mismo", pues según el estudio del IMCO realizado a fines de 2011, mostró que al interior de México, el Gobierno Federal y los Estados, seguían soslayando el tema, ya que sus respectivos presupuestos para proyectos en este rubro- el verde o ecológico- eran irrisorios, pues oscilaban de un 0% a un 4.57% como tope del PIB. Cifras contrastantes que al compararlas con otros países, distaban mucho de lo que como país México proyectaba en ese entonces, sobre todo porque los más de 2846 tratados, acuerdos, enmiendas, etc que la Nación que tiene firmados, una gran parte son en materia ambiental.
En cuanto a los programas y proyectos de conservación de recursos naturales, de sostenibilidad en los aprovechamientos, y principalmente para generar educación ambiental en todos los habitantes, la realidad fue que no se fortalecían como debieran, y no generaban alternativas reales que inhibieran el deterioro voluntario e involuntario que se genera hacia el planeta, por un lado porque el sector ambiental es solo un elefante blanco que no opera adecuadamente y por otro porque desde el poder legislativo no hay interés de contar con una normativa ambiental de primer mundo.
Necesidades que, a propósito que se renovarán las 500 curules que integran la Cámara de Diputados, podrían ser la coyuntura para que se comiencen a subsanar, y que los políticos que se suban a la competencia, adquieran como consigna real y autentica este tema, que por años solo ha sido bandera política.
En cuanto a los hechos que podrían presentarse si es que los futuros legisladores quieren que esto cambie, es lograr una actualización de la legislación, normativa y reglamentación ambiental; mejorar la eficiencia del sector ambiental federal, así como instituir la educación ambiental en todos los niveles para que esta procure una mejor convivencia entre el hombre y los recursos naturales.
De no ser así,ocurrirá como en todas las elecciones pasadas, el medio ambiente será una moda que algunos toman para su discurso solo para ganar una elección, y no para preservar el patrimonio natural para la próxima generación...o ¿usted qué opina?
Twitter: @hectorsoto8

 
Héctor Soto es Licenciado en administración con Maestría en Medio Ambiente; ex catedrático de la UNIPOLI; ex funcionario federal de PROFEPA por más de 8 años; fundador de la AC Ambientemos Durango; Director fundador de la revista ambiental Ambientemosmx; Articulista y editorialista en diversos medios de comunicación electrónicos e impresos.

Fuente: El Siglo de Durango