La Autoridad Portuaria de Cartagena (APC) lleva más de una década con una embarcación tipo Pelican dedicada exclusivamente a recoger los residuos sólidos de la lámina de agua del puerto. Plásticos, neumáticos, y maderas recoge la empresa Cemesa las dos dársenas del puerto. Solo durante el año 2017 fueron extraídas de la superficie y del fondo marino del ámbito portuario 7.800 toneladas de basura, lo que supone un 34% más que durante el año 2016, según los datos ofrecidos ayer por la Autoridad Portuaria.

“La labor del puerto para combatir este grave problema ha sido siempre muy activa, el trabajo diario de esta embarcación consiguió que en 2016 se recogieran 5.160 toneladas de basura en el Puerto de Cartagena. Sin embargo, durante 2017 esta cifra se ha incrementado notablemente siendo el volumen recogido de 7.800 toneladas de residuos. Un dato que, sin duda, nos tiene que hacer reflexionar a todos para seguir insistiendo en la necesidad de no tirar basura al mar. Creemos que cada vez es más imperiosa la obligación de mejorar nuestra educación y concienciación medioambiental para que los residuos no lleguen al mar”.

Joaquín Segado, presidente de APC.

Los plásticos son los residuos más numerosos, ya que suponen el 63,98% del total recogido. Le siguen a gran distancia las maderas, con un 25,01%. El mes con más basura recogida en 2017 fue mayo, con 1.120 toneladas, seguido de diciembre, con 1.100. El Puerto puso a funcionar hace más de diez años una embarcación dedicada exclusivamente a recoger los residuos sólidos de la superficie del agua del puerto.

"Se trata de un barco equipado con una especie de pinzas delanteras que se abren para la recogida de los desechos encontrados. Además, tiene una cesta donde se acumulan todos los residuos para, después, una vez que llegamos a tierra, depositarlos en un contenedor"

Salvador Sánchez, portavoz de Cemesa.

Gestor autorizado

En el barco van un patrón y un marinero, que se encargan de ocho y media de la mañana a dos de la tarde de rastrear la dársena de Escombreras y de Cartagena en busca de la suciedad. Lo hacen de lunes a viernes en ese horario y los sábados y domingos durante dos horas por día. «Una vez que tenemos el contenedor lleno viene un gestor autorizado y se lo lleva para su reciclaje», añadió Sánchez. Cemesa es una empresa que tiene entre su negocio la limpieza de puertos. Además de en Cartagena, está presente en Tarragona, Barcelona, Sagunto y Valencia. A esta labor continua del Puerto de Cartagena se le une otras campañas específicas que se realizan, al menos, dos veces al año. En ellas, unos buzos de la Armada colaboran con esta empresa en la limpieza de los fondos marinos.

Basura marina

El principal problema de la basura marina es su elevada dispersión y persistencia. Estos factores provocan que los plásticos que alcanzan el medio marino generen bolsas de residuos, capaces de poner en riesgo extensas zonas de los ecosistemas acuáticos. Derivado de esta situación se añade el problema que suponen los microplásticos. Estas pequeñas partículas derivan del plástico que se consume y utiliza (como envases, exfoliantes y espesantes, entre otros) y pueden terminar por adherirse a los tejidos internos de los animales y, de esta manera, entrar en la cadena trófica. Los impactos de este problema son tanto socioeconómicos como ambientales y de salud pública.

 

Fuente: La Verdad y Autoridad Portuaria de Cartagena.