Dentro del ciclo de la Escuela Politécnica Superior de Huesca "Medio Ambiente y Orientación laboral" se enmarcó la conferencia de David Guzmán sobre "conservación de vida silvestre" y se centró "en el campo de trabajo de los futuros graduados en ciencias ambientales".

El Gobierno de Aragón, desde el Departamento de Medio Ambiente, lleva a cabo un trabajo para la conservación de la vida silvestre, como el establecimiento de "una serie de normas que nos exigen la conservación de especies, hábitats, espacios...como parte de nuestro patrimonio natural", además de tener en cuenta cómo estos elementos "a veces son un patrimonio único y cómo prestan servicios ecosistémicos y todo ello nos lleva a tener que protegerlos".

De esta manera, Guzmán habló de algunas de las acciones que llevan a cabo en el servicio de biodiversidad del Gobierno de Aragón, desde acciones como conservación de hábitats, conservación de flora, el catálogo de especies amenazadas de Aragón, planes de recuperación y planes de conservación o cuestiones relacionadas con la información ambiental.

Además, David Guzmán abordó diferentes acciones, como el seguimiento de flora, trabajos relacionados con la educación ambiental, trabajos relacionados con reintroducciones o con conservación in situ.

En esta línea, Guzmán considera interesante, "más que destacar una línea en concreto, destacar como en aquellos casos en los que se invierten medios económicos y medios personales hay resultados favorables", y como ejemplo de esto Guzmán habló de "especies de flora exclusiva de Aragón o algunas aves, como la grulla", en las que "las labores que se han hecho de cara a proteger estas especies y a concienciar sobre la importancia de los hábitats han dado buenos resultados y son poblaciones que van en aumento". A pesar de esto, Guzmán cree que no hay que olvidar que "tenemos otras especies con las que no hemos sido tan exitosos, como algunas especies de medios acuáticos, como la margaritona, un molusco de ríos que vive en Aragón y en el canal imperial." Con estas charla, Guzmán quería trasmitir a los alumnos de Ciencias Ambientales que, "como futuros profesionales que están trabajando en la conservación de la vida silvestre, de la biodiversidad, tienen un papel que jugar" y que no se desmoralicen por "las informaciones que dicen que van mal los espacios naturales", ya que, desde su punto de vista, "aunque haya alguna mala noticia, en los casos en los que se trabaja de una forma un poquito organizada y se consigue invertir un poquito de esfuerzo, de vez en cuando, tenemos éxitos interesantes".

Dentro de todas las líneas de acción, Guzmán resalta "con sus claroscuros, que el trabajo que se está haciendo con la flora amenazada en Aragón es digno de destacar, sobre todo en comparación con otras comunidades autónomas" que bien "no tienen estas posibilidades o hacen también lo que con sus medios pueden". Dentro de esta línea hay "varios planes de recuperación y se están haciendo cosas que empiezan a dar resultados, aunque no esté todo solucionado", como por ejemplo, el proyecto que hace aproximadamente un mes salió a comunicación pública sobre la recuperación del águila perdicera, lo que para Guzmán significa que "empezamos a tener algún buen síntoma de que se están recuperando algunos ejemplares, la tasa de pérdida de territorio la estamos parando, sin embargo, seguimos encontrando otros nidos muertos, con problemas" y en este sentido, los planes de recuperación "son laboriosos y cuestan mucho, pero son una herramienta interesante."

 

Fuente: Diario del AltoAragón