El hidrógeno como fuente energética en Toyota

Emprender acciones para frenar el cambio climático es una cuestión apremiante en todo el mundo y la promoción de energías sostenibles y bajas en carbono es desde hace ya tiempo un gran objetivo para gobiernos y compañías de todos los países. Por ello, Toyota lleva ya más de una década trabajando para lograr, en un futuro próximo, que el hidrógeno sea la fuente de energía principal, haciendo que una sociedad basada en el hidrógeno pueda ser una realidad.

mirai toyota

La visión de Toyota sitúa al hidrógeno en el centro de la sociedad del mañana. Porque el hidrógeno es una fuente energética ilimitada, que se puede obtener de forma sostenible, es fácil de almacenar y transportar y puede utilizarse en ámbitos muy diferentes, desde el transporte de mercancías en camiones, barcos, el transporte de personas en vehículos particulares, autobuses, taxis, en la climatización de hogares y edificios o en la producción de energía para el funcionamiento de plantas de producción.

El hidrógeno es un medio limpio y eficiente para producir electricidad, no genera más que vapor de agua y no es vulnerable a las fluctuaciones en la oferta de suministro como sucede con el petróleo. Además de no generar emisiones de CO2 al utilizarse, presenta también una mayor densidad de potencia que las baterías eléctricas, de forma que promete tener el mayor efecto sobre la necesaria descarbonización del planeta.

La apuesta por el hidrógeno es parte fundamental en el Desafío Medioambiental Toyota 2050 (Toyota Environmental Challenge 2050) y puede contribuir de forma destacada a uno de los principales objetivos de Toyota como compañía, alcanzar una auténtica armonía entre la sociedad y la naturaleza.

Para ello, además, Toyota ha liberado en los últimos años más de 5.000 patentes tecnológicas relacionadas con el hidrógeno, de forma que otros fabricantes puedan utilizarlas sin abonar derechos y se sumen al objetivo de lograr que el hidrógeno sea la fuente de energía principal en las próximas décadas. Toyota también colabora en este sentido con otras marcas del sector y entidades públicas y privadas desde hace años.

Toyota Mirai

El primer gran paso de Toyota para tratar de situar al hidrógeno en el centro de la movilidad futura, tras la presentación de varios prototipos en diferentes salones del automóvil a principios de la presente década, fue el lanzamiento en 2015 del Toyota Mirai, el primer vehículo eléctrico de pila de combustible (fuell cell electric vehicle (FCEV)) de hidrógeno producido en serie en el mundo.

Mirai es la constatación de que es posible una movilidad futura cero emisiones con un vehículo eléctrico de pila de combustible que ofrece una autonomía similar a la de los modelos de combustión, su depósito de hidrógeno se recarga en el mismo tiempo que un modelo convencional y por su sistema de escape únicamente sale vapor de agua.

Con Mirai, la compañía ha logrado aumentar la concienciación en todo el mundo sobre cómo conseguir una sociedad futura limpia y sostenible y que la presencia del hidrógeno en el escenario mundial haya aumentado considerablemente, con un gran interés por parte de regiones de todo el mundo.

Toyota pondrá en marcha un plan en los próximos años para aumentar la producción de sistemas de pila de combustible hasta llegar a poder fabricar 30.000 unidades anuales de Mirai. Para ello, se construirá una nueva instalación para la producción de pilas de combustible dentro de los terrenos de la planta Honsha en Toyota City, en la Prefectura de Aichi. Además, se creará una línea de producción, para tanques de hidrógeno de alta presión, en la planta de Shimoyama, en Miyoshi, también en la Prefectura de Aichi.

 

Consulta más información en Toyota.

 
boletin sobre

Colaboramos con: