Las Eras de la Sal de Torrevieja acoge, desde ayer y hasta el 5 de marzo, una exposición sobre los faros más singulares del Mediterráneo llamada Faros de la Naturaleza. La sede de la Universidad de Alicante en la ciudad, impulsora de esta muestra, alcanza con esta iniciativa dos objetivos de relevancia desde el punto de vista de la actividad cultural local: trasladar a la ciudad una exposición inédita y reabrir al público de forma temporal el recinto histórico de las Eras de la Sal.

Faros de Naturaleza

La exposición "Faros de Naturaleza" ha sido concebida por la arquitecta oriolana y profesora de la UA, María José Marcos Torró. Contará con los trabajos realizados durante seis meses por estudiantes de arquitectura sobre los más de 500 faros estudiados del Mediterráneo., El recinto que acoge la muestra, Eras de la Sal, es un ejemplo de arqueología industrial único, que inexplicablemente – y desde hace más de una década- está blindado a las visitas turísticas. Solo abre sus puertas de forma puntual con motivo del Certamen Internacional de Habaneras o conciertos veraniegos.

La zona inferior del caballete de la Eras de la Sal dará cobijo a la descripción histórica, cronológica y arquitectónica de esos 14 faros singulares e históricos del Mediterráneo, de situación tan dispar como Albania, Siria, Montenegro, Grecia, Chipre, Túnez, Marruecos, Gibraltar, Bosnia, Malta, Francia, Croacia, España y Egipto.

Faros de España

De forma más concreta y hablando de la costa española, bajo la iniciativa Faros de España, el Ministerio de Fomento recoge los proyectos para el desarrollo de actividades turísticas en estos edificios de señalización marítima. Mediante concesiones administrativas, los espacios no utilizados actualmente como servicio de señalización marítima, como las viviendas de los fareros y otros edificios en el entorno de los faros, se transformarían en ;establecimientos hoteleros y destino turístico.

En ningún caso se trata de una reconversión del faro en otra cosa distinta, el faro continuará prestando su servicio y estas actuaciones se desarrollarán, como ya se viene haciendo en algunos casos, en esos espacios complementarios al faro. Se trata de que los faros, sean algo más que faros, siendo una infraestructura que colabore en la mejora del tejido turístico en nuestro país, aportando nuevas propuestas que ayuden a mantener y, en su caso, mejorar la competitividad de este sector, con un turismo de calidad.

El ambientólogo y la gestión privada de Faros

La gran mayoría de faros en nuestro país se encuentran en territorio protegido, ya sean parques naturales o nacionales, zona ZEPA, etc, por lo que se espera que el estudio de cada caso establezca si es admisible la instalación de actividad hotelera, creándose las oportunidades profesionales para el ambientólogo como realizar el Estudio de Impacto ambiental, o cualquiera de las herramientas de prevención ambiental; la elaboración de un sistema de gestión ambiental; o en actividades complementarias de educación, información y comunicación ambiental. Puedes encontrar más información sobre este nicho laboral del ambientólogo en este enlace.

 

Fuente: modificado de Información, CECAA y Puertos del Estado