El pasado 30 de septiembre WWF presentó en todo el mundo el Informe Planeta Vivo, un diagnóstico que publicamos cada dos años para evaluar el estado ambiental del Planeta a través de tres indicadores, el índice planeta vivo (IPV) que mide el estado de la biodiversidad a través de las tendencias de población de las especies de vertebrados, y la huella ecológica y la huella hídrica, que miden la utilización que hace la humanidad de los recursos naturales renovables que nos suministra el planeta.

Las conclusiones no pueden ser más alarmantes y deberían mover a toda la sociedad a la acción. Desde 1970 Las poblaciones de mamíferos, aves, reptiles, anfibios y peces han disminuido en más de un 52%. Lo que significa que en tan sólo dos generaciones humanas hemos reducido a la mitad el tamaño de las poblaciones de vertebrados del planeta.

El informe también pone de manifiesto que estamos usando un 50% más recursos de los que la tierra puede proveer y que hoy ya necesitaríamos la capacidad regenerativa de 1,5 planetas para brindar los servicios ecológicos que usamos cada año. Estamos viviendo por encima de los límites ecológicos, consumiendo nuestro capital natural y abundando en el déficit ecológico, lo que hará más difícil cubrir las necesidades de las generaciones actuales y futuras.

 

En este enlace podrás acceder al resumen en español y al original en inglés. Próximamente también pondremos a tu disposición la versión en español del informe completo.