Recyclia recogió 125 toneladas de paneles fotovoltaicos en 2017, cuyo reciclaje ha permitido recuperar 94 toneladas de vidrio, 15 de metales y 2,5 de plástico, que volverán a ser introducidos en el proceso productivo para fabricar nuevos productos. Esta cantidad, retirada y gestionada a través de la fundación medioambiental Ecoasimelec, supone el 30% de los paneles puestos a la venta por sus fabricantes asociados, entre los que se encuentran las empresas más importantes de este mercado en nuestro país.

Cabe señalar que la tecnología de reciclaje actual permite recuperar más del 88% de los materiales contenidos en un panel fotovoltaico, según los datos de un estudio realizado por Recyclia, en colaboración con la empresa Recyberica Ambiental. Tras unos años de paralización del mercado de la energía fotovoltaica, Recyclia llama la atención sobre el crecimiento que el flujo de paneles solares experimentará en nuestro país en los próximos años, tras la subasta de renovables que tuvo lugar en julio del año pasado.

Del total de potencia subastada, el 77,6% -3.909 MW- fue adjudicada a instalaciones fotovoltaicas, que se sumará a los 4.674 MW ya instalados. Según estimaciones de Recyclia, ello supondrá la instalación de 18 millones de paneles fotovoltaicos, unas 324.000 toneladas, aproximadamente.

“Esta cifra no es nada desdeñable si tenemos en cuenta que en 2017 se pusieron en el mercado alrededor de 600.000 toneladas de aparatos electrónicos de todo tipo, desde un teléfono móvil a un escáner médico, por citar dos ejemplos. El crecimiento de la potencia instalada que va a experimentar nuestro país también debe concienciarnos de la importancia de que, al finalizar su vida útil, estos aparatos sean recogidos y tratados por agentes y plantas autorizadas con las mejores tecnologías de tratamiento disponibles”.

José Pérez, consejero delegado de Recyclia

Cabe recordar que los fabricantes e importadores de paneles fotovoltaicos están obligados a organizar y financiar su recogida y reciclaje al finalizar su vida útil desde febrero de 2015. Recyclia se responsabiliza de gestionar este tipo de residuos en nuestro país desde el año 2013, tras la firma de un acuerdo de colaboración con PV Cycle, asociación encargada del reciclaje de este tipo de aparatos en Europa y que representa a más del 90% de los fabricantes e importadores.