Toyota Mirai recorre 5 millones de kilómetros al servicio de CleverShuttle

CleverShuttle, servicio de trayectos compartidos que opera en Alemania, ha recorrido más de cinco millones de kilómetros con su flota de Toyota Mirai.

Clever shuttle

En los dos años y medio que lleva operando este servicio, estos vehículos eléctricos de hidrógeno han recorrido, sin producir emisiones contaminantes, seis veces y media la distancia de ida y vuelta que separa la Tierra de la Luna, lo que convierte a esta flota de Toyota Mirai en la más usada del mundo.

"Los vehículos eléctricos de pila de combustible de hidrógeno, como el Toyota Mirai, se han convertido en un pilar fundamental para nosotros, gracias a su fiabilidad. Nos han permitido ofrecer a innumerables pasajeros trayectos cómodos sin más emisiones que vapor de agua", ha afirmado Jan Hofmann, cofundador y Director de Operaciones de CleverShuttle.

La colaboración arrancó en septiembre de 2017, con 20 Toyota Mirai en Hamburgo, creciendo posteriormente la flota hasta 45 unidades en varias ciudades alemanas. Durante este periodo, no ha sido necesario realizar ninguna reparación ni cambio de piezas, aparte del mantenimiento periódico, demostrando la alta fiabilidad de la berlina de pila de combustible de hidrógeno de Toyota, la primera fabricada en serie en el mundo.

"La experiencia de circular cinco millones de kilómetros demuestra que los vehículos de pila de combustible ya son perfectamente adecuados para el uso cotidiano", ha explicado Ferry M.M. Franz, Director de Toyota Motor Europe (TME) en Berlín.

"La ausencia de fallos técnicos hasta la fecha y el rendimiento sin limitaciones de la pila de combustible, con un kilometraje provisional de 180.000 kilómetros por vehículo, demuestran la madurez y la durabilidad del sistema de pila de combustible de Toyota", añadió.

Mirai, que significa “futuro” en japonés, es la materialización de más de 25 años de investigación por parte de los equipos del grupo Toyota. Presentado en 2014, se trata de la primera berlina de pila de combustible producida en serie en el mundo.

Utiliza el hidrógeno como fuente de energía para generar, dentro de la pila de combustible, la electricidad necesaria para alimentar el motor eléctrico, generando agua como único residuo en todo el proceso.

El tiempo de repostaje de estos vehículos es tan solo de entre 3 y 5 minutos, similar al de un vehículo de combustión convencional, por lo que su uso no supone un cambio de hábitos para los conductores. Con un solo depósito de combustible, es capaz de recorrer hasta 500 kilómetros.

 

Fuente: Toyota 

 
boletin sobre

Colaboramos con: