Declaración de emergencia climática: transformación social y económica

El 21 de enero de 2020 el Consejo de Ministros adoptó por Acuerdo la "Declaración del Gobierno ante la Emergencia Climática y Ambiental " con la que da la respuesta a la moción de urgencia adoptada en septiembre de 2019, a finales de la pasada legislatura, por El Congreso de los Diputados instando al Gobierno a adoptar tal declaración con el objetivo de garantizar la neutralidad climática a más tardar en 2050.

La Declaración se alinea con el compromiso internacional asumido por el Acuerdo de París de reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero a niveles compatibles con la seguridad climática, limitando el aumento de la temperatura media mundial a 1.5 grados centígrados con respecto a los niveles preindustriales .

Y se alinea igualmente con los compromisos adquiridos por España en la Agenda 2030 de NNUU sobre los
Objetivos del Desarrollo Sostenible y con las líneas maestras marcadas por el "Green New Deal" lanzado por la Comisión Europea para descargar la economía de la UE e implantar un modelo de producción y consumo
sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

La estrategia de actuación que plantea el Gobierno toma como punto de partida los trabajos acometidos en el marco del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC) y su objetivo de que la generación eléctrica sea 100% renovable en 2050 (lo que exigirá, según las expectativas del Gobierno, inversiones en la próxima década superior a los 200.000 millones de euros que se hagan posibles en 2030 el sistema eléctrico cuente con un 42% de energía renovable sobre el uso final de la energía y un 74% en la generación eléctrica).

Se establecen líneas que enmarcan la acción de lucha contra el cambio climático, mediante la reforma del sistema energético y de transporte y la revisión del vigente Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático, así como mediante la "transición justa" en nuestro modelo productivo y el refuerzo de la participación en el diseño de todas las políticas públicas relevantes para el cambio climático.

  • Remitir al Parlamento el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que garantice la obligación de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero sobre la base de un sistema eléctrico 100% renovable, un parque de turismos y de vehículos comerciales con emisiones de 0g CO2/km, y un sistema agrario neutro en CO2 equivalente.
  • Definir la senda de descarbonización a largo plazo de nuestro país, de forma ordenada, que asegure el objetivo de neutralidad climática a más tardar en el año 2050.
  • Invertir en un país más seguro y menos vulnerable frente a los impactos y los riesgos del cambio climático, presentando el segundo Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático.
  • Reforzar los mecanismos de participación ciudadana en el proceso de toma de decisiones en materia de cambio climático a través del establecimiento de una Asamblea Ciudadana del Cambio Climático.
  • Impulsar, apoyar y acompañar la transformación de nuestro modelo industrial y agrario, así como del sector servicios, de modo que favorezcan la sostenibilidad, la calidad, eficiencia y la innovación tecnológica de las actividades económicas, en particular a través de Convenios de Transición Justa y de medidas de acompañamiento.

La Declaración de emergencia climática cita tan solo de modo expreso unas pocas normas con rango de ley que deberán ser aprobadas o revisadas como trasunto de la implementación de este plan de acción, siendo éstas las siguientes:

  • Ley de Cambio Climático y Transición Energética: para garantizar, entre otras cuestiones, la obligación de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en busca de la neutralidad
    climática (línea nº 1).
  • Ley de Cooperación para el Desarrollo Sostenible: para asegurar que la acción desarrollada por la Cooperación Española sea consecuente con los objetivos de lucha contra el cambio climático e integre la agenda del clima y los objetivos de Desarrollo Sostenible (línea nº 14).
  • Ley de Movilidad Sostenible y Financiación del Transporte Público: para fomentar las medidas de movilidad sostenible e intermodal (línea nº 17).
  • Ley de Residuos: para abordar, entre otros aspectos, el problema de los plásticos de un solo uso y alcanzar “residuo cero” en el horizonte 2050 (línea nº 22).
  • Ley de Industria: para abordar el progreso de la industria con la sostenibilidad y los objetivos de descarbonización de la economía, de forma ordenada y mitigando los impactos (línea nº 24).
  • Nuevo régimen jurídico de la costa y el mar: para integrar y abordar las interacciones tierra-mar y los objetivos generales de planificación del Dominio Público Marítimo-Terrestre en el contexto de lucha contra el cambio climático (línea nº 27).

La Declaración prevé expresamente la adopción de los siguientes Planes y Estrategias:

  • Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático: que incluya un sistema nacional de observación del clima y la elaboración de un menú de indicadores de impacto (línea nº 3).
  • Plan Nacional de Acción de Finanzas Sostenible (-Programa de emisiones de bonos verdes-): que asegure la correlación y adaptación del sistema financiero público y privado con el nuevo modelo de neutralidad climática (línea nº 12).
  • Plan Nacional de Salud y Medio Ambiente: que garantice un trabajo coordinado en salud y cambio climático con todas las administraciones competentes (línea nº 18).
  • Plan de Acción de Educación Ambiental para la Sostenibilidad: que incorpore en el sistema educativo los contenidos de cambio climático (línea nº 19).
  • Modificación de la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación 2021-2027: para incorporar líneas orientadas a la consecución de los objetivos de lucha contra el cambio climático (línea nº 20).
  • Estrategia de Lucha Contra la Desertificación; Estrategia Nacional Forestal y Estrategia frente al Reto Demográfico: encaminadas a fortalecer las sinergias entre la transición energética y las políticas de desarrollo rural y protección de la biodiversidad (línea nº 21)
  • Estrategia de Economía Circular: que incorpore en la circularidad de la economía y los procesos económicos e industriales los objetivos de lucha contra el cambio climático (línea nº 22)
  • Estrategia Industrial: que, junto con una nueva Ley de Industria, permita abordar el progreso de la industria con la sostenibilidad y los objetivos de descarbonización de la economía, de forma ordenada y mitigando los impactos (línea nº 24).
  • Estrategia de Turismo Sostenible de España 2030: que aborde el vínculo entre el cambio climático y el sector del turismo (línea nº 25).
  • Estrategia para la Protección de la Costa Española: que aborde los planes de protección de cada tramo de costa según sus necesidades (línea nº 28).

 

Más información en: Actualidad Jurídica

 
boletin sobre