cat noticias

80 voluntarios participan en una iniciativa para caracterizar las basuras marinas en una playa del entorno de Marismas del Odiel (Huelva). La acción se ha desarrollado dentro del Foro Internacional MARLICE2019 promovido por la Asociación Española de Basuras Marinas y se ha basado en una comparativa de distintas metodologías de seguimiento y caracterización de basuras marinas en playa.

BASURAS MARINAS EN UNA PLAYA DENTRO DE UNA RESERVA DE LA BIOSFERA 1

Las "basuras marinas" según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente se definen como "cualquier sólido persistente de origen no natural (manufacturado) que haya sido desechado, depositado o abandonado en ambientes marinos y/o costeros". La variedad de los materiales que se hallan en los océanos es compleja, más allá del dato ya por todos conocidos de la predominancia de los plásticos. Para la mejor gestión de esta problemática es clave el conocer el origen de estos materiales. “Además de su poder de sensibilización, las acciones de voluntariado que integran la ciencia ciudadana y la recogida de datos para conocer el origen de las basuras marinas, adquieren un papel clave para seguir avanzando hacia unos océanos libres de residuos”, ha comentado Pilar Zorzo, presidenta de la Asociación Española de Basuras Marinas (AEBAM).

La ciencia ciudadana se erige así como una de las líneas de trabajo fundamentales para la obtención de datos sobre el origen de las basuras marinas que se puedan incorporar a la información que aportan los Programas de Seguimiento. Estos programas son imperativos bajo la Directiva Marco sobre las Estrategias Marinas que obliga a una evaluación continuada del estado ambiental de los mares en los Estados Miembro. A nivel europeo, España va a la cabeza en la imbricación de los programas de seguimiento estatales y las acciones de ciencia ciudadana. Desde la Subdirección General para la Protección del Mar, del Ministerio para la Transición Ecológica a través de las Estrategias Marinas en España, se ha apostado por integrar los esfuerzos de entidades ambientalistas generando paneles de expertos y grupos de trabajo que permitan unificar de forma coordinada las distintas metodologías con el fin de que las acciones de voluntariado en torno a las basuras marinas generen datos fiables y compatibles que puedan ser incorporados a estos Programas de Seguimiento.

Para el mejor funcionamiento de esta maquinaria es necesario seguir avanzando en la coordinación de las distintas metodologías aplicadas actualmente. Así se ha reflejado en el Foro Internacional sobre Basuras Marinas y Economía Circular (MARLICE 2019), celebrado en Sevilla durante los días 10 a 12 de abril, y que dedicó su tercer día a contenidos relacionados con Sensibilización, Conservación y Ciencia Ciudadana. Este bloque se realizó gracias al apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica, e incluyó una actividad que permitió realizar una comparativa in situ de las metodologías más utilizadas a nivel nacional y europeo. La actividad se desarrolló en el entorno de la Reserva de la Biosfera y Paraje Natural Marismas del Odiel (ZEPA Espacio Marino del Tinto y del Odiel). La acción coordinada por la AEBAM, se llevó a cabo con la colaboración de Surfrider Foundation España, Hombre y Territorio, Vertidos Cero y el Acuario de Sevilla. “Desde el Acuario de Sevilla queremos aportar todo lo que esté en nuestra mano para mejorar la conservación de los océanos a través de un pilar fundamental: la sensibilización y la participación ciudadana” ha comentado Juan Antonio Romero, Director del Acuario de Sevilla.

BASURAS MARINAS EN UNA PLAYA DENTRO DE UNA RESERVA DE LA BIOSFERA 2

Durante la jornada se han caracterizado más de 650 objetos de 46 categorías en 400 m de playa, en su mayoría de material plástico. Para la caracterización se han utilizado 3 metodologías de seguimiento a través de Ciencia Ciudadana aplicadas a nivel nacional e internacional: la Tarjeta de datos del Ministerio para la Transición Ecológica elaborada dentro de las Estrategias Marinas españolas, la App MARNOBA, de la Asociación Vertidos Cero, que aplica una metodología adaptada a esta ficha de datos y la App Marine Litter Watch de la Agencia Europea de Medio Ambiente.

Pese a que los servicios de limpieza municipales habían limpiado la playa ese mismo día, retirando la mayor parte de objetos voluminosos arrastrados por las corrientes o provenientes del abandono directo de residuos por parte de los usuarios de playa, se encontraron numerosos objetos pequeños, originados en su mayor parte por la actividad pesquera. La fracción más representativa fueron objetos de material plástico (78 %), seguidos de la fracción otros (8 %), donde destacaron objetos textiles, residuos higiénicos –sanitarios (5 %), madera trabajada (4 %), metal (2.5 %), papel y cartón (1.5 %) y vidrio (1 %). Los objetos más frecuentes detectados por las distintas metodologías fueron cabos, cuerdas y cordeles, fragmentos de plástico no identificables, bolsas de plástico y fragmentos, cintas de embalaje, envases de comida, tapones de botellas, redes y nasas, ropa y otros materiales textiles y objetos plásticos de un solo uso, como vasos y pajitas.

BASURAS MARINAS EN UNA PLAYA DENTRO DE UNA RESERVA DE LA BIOSFERA 3

Durante la sesión posterior, celebrada en el Auditorio del Acuario de Sevilla, se mostraron los resultados obtenidos durante la sesión práctica de la mañana. Se presentaron ejemplos de proyectos relacionados con la conservación y la ciencia ciudadana a través de dos bloques temáticos, uno centrado en acciones relacionadas con la sociedad civil como es el Proyecto LIBERA, unidos contra la basuraleza, de SEOBirdLife en alianza con Ecoembes o el proyecto PLASTICIRCLE y otro bloque relacionado con el papel del sector pesquero como ejemplo de acciones de conservación colaborativa: el proyecto internacional KIMO (Fishing for Litter), la Asociación Vertidos Cero (MARES CIRCULARES:Fishermen face the challenge of marine litter) y la Fundación Ecoalf (Upcycling the Oceans). Se contó para la inauguración de la sesión con la intervención de representantes de la Subdirección General para la Protección del Mar del Ministerio para la Transición Ecológica y de la Secretaría General de Pesca, del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

La primera edición del International Forum on Marine Litter and Circular Economy, MARLICE 2019 se ha desarrollado gracias al apoyo de diversas entidades públicas y privadas, reuniendo durante 3 jornadas a 200 expertos de 30 países que han aportado experiencias y soluciones en la lucha contra las basuras marinas, dentro del marco de la economía circular. En breve se podrán conocer las conclusiones de este foro que pretende realizar en 2021 su segunda edición.

 

Contacto: Patricio Peñalver, Foro MARLICE:

 

 
boletin sobre

Colaboramos con: