noticias_medioambiente

Reforzando su filosofía de respeto por la naturaleza, la multinacional danesa Arla Foods amba ha anunciado que en verano de este mismo año pondrá en marcha la planta de procesamiento de lácteos sin emisiones de carbono más grande del mundo. Esta factoría, llamada a ser un referente a nivel medioambiental láctea, conlleva una inversión de 180 millones de euros, se ubicará en la ciudad de Aylesbury (localidad cercana a Londres) y tendrá capacidad para procesar y empaquetar hasta 1.300 millones de litros de leche al año, lo que la convierte en una de las mayores instalaciones procesadoras de leche fresca del mundo.

El objetivo de esta planta, que incluirá, entre otras novedades, iluminación de bajo consumo y puntos de recarga para vehículos eléctricos, es el ser la instalación de procesamiento de leche fresca más eficiente –desde el punto de vista medioambiental-encabezar una nueva generación de factorías más sostenibles dentro de esta industria.

Dentro del plan de construcción, además de la emisión cero de carbono, se incluye la conservación de hábitats naturales y el refuerzo de los mismos dentro del Plan de Acción de la Biodiversidad de la zona con apoyo de grupos de conservación locales, creando hábitats que se cederán para la colonización de la fauna y flora local. Paralelamente, en enero se han emprendido obras de mejora en los puntos de acceso por carretera a las instalaciones para minimizar al máximo las molestias o perjuicios para el medioambiente que pueda generar el tráfico diario de camiones.

 

Acerca de Arla

Arla Foods amba es la cuarta cooperativa láctea más grande del mundo. Los fundamentos de la misma se establecieron hace más de 100 años, siendo un momento fundamental en su historia la fusión en el año 2000 entre el grupo sueco Arla y la danesa MD Foods Company.

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con: