Recyclia ha puesto en marcha una iniciativa para promover el reciclaje y la reutilización de teléfonos móviles en Cataluña. La campaña, puesta en marcha junto a la Generalitat de Catalunya y distintas empresas y fundaciones especializadas en la trazabilidad y reparación de estos dispositivos, tiene como objetivo divulgar los beneficios de esta práctica entre los usuarios, dada la tendencia muy generalizada a acumular dispositivos en desuso en casa.

Contenedor Tragamóvil Recyclia

A este respecto, se estima que en Cataluña se venden cinco teléfonos móviles por minuto, lo que supuso que en 2020 se adquirieron 2,5 millones de estos dispositivos.

La campaña hace hincapié en trasladar a los consumidores los beneficios ambientales de la reutilización y el reciclaje de móviles antiguos. Así, su correcta gestión permite ahorrar 400 litros de agua, evitar la emisión de 30 kg de CO2 y ahorrar 40 kg de materias primas por terminal.

A este respecto, la campaña, que comenzó el pasado 18 de junio, clasifica en dos grupos -aptos para reutilización o reciclaje- los teléfonos depositados en los contenedores Tragamóvil desplegados por Recyclia en cuatro establecimientos de Movistar en Cataluña. En el caso de que el estado del dispositivo permita su reutilización, se emplearán tecnologías de borrado de datos y, a su vez, de trazado del destino final de los terminales para asegurar que se alarga su vida útil.

Recyclia, a través de la fundación medioambiental Ecoasimelec, participa en colaboración con la Generalitat de Catalunya, Movistar, USody, empresa encargada de la trazabilidad de los dispositivos reciclados, Andrómines, expertos en la preparación para la reutilización de residuos electrónicos, y la Fundación Trinijove, centrada en la clasificación de los aparatos.

El objetivo de la campaña es impulsar la participación de los consumidores y las empresas distribuidoras en la recogida de residuos de aparatos electrónicos y eléctricos (RAEE). De hecho, la normativa actual establece que las tiendas que venden han de responsabilizarse de su recogida de manera gratuita. De igual forma, la normativa también determina que los residuos recogidos se destinen de manera prioritaria a su reutilización para alargar su vida útil.

Los teléfonos móviles están hechos, en gran parte, de materiales que constituyen recursos naturales no renovables. La reutilización y el reciclaje de estos materiales ahorra la extracción de nuevas materias primas y permite reducir el consumo de energía en la fabricación de nuevos aparatos.

 

Contacto de prensa: Raquel López 91360 46 10

 
boletin sobre

Colaboramos con: