AXA, mejor aseguradora mundial en reducción del carbón

AXA es la compañía aseguradora con mejor política de eliminación del carbón del mundo. Así lo atestigua un reciente informe de Coal Policy Tool, la primera herramienta online que identifica, evalúa y compara, a través de cinco criterios, las políticas adoptadas por más de 400 instituciones financieras de todo el mundo para limitar o retirar al sector del carbón de sus inversiones.

Axa

La aseguradora francesa es, junto con otras 15 entidades financieras, la única que cuentan con una sólida política de eliminación del carbón. En el lado opuesto se encuentran 216 que carecen de este tipo de medidas; y entre ambos extremos se sitúan 214 entidades que tratan de paliar su huella de carbón, aunque con políticas poco consistentes.

Tras la firma del Acuerdo de París en 2015, del que la aseguradora francesa fue un gran impulsor, se instó los gobiernos firmantes a transformar sus economías para limitar el aumento de la temperatura global muy por debajo de 2 ºC.

"El Grupo AXA inició con el acuerdo de París de 2015 una decidida lucha contra el cambio climático a través de unas políticas de inversiones y suscripción medioambientales muy valientes y necesarias, y que le han llevado a ser reconocida por Coal Policy Tool como una de las entidades financiaras más avanzadas del mundo en inversiones libres de carbón”, asegura Josep Alfonso, director de Comunicación, Responsabilidad Corporativa y RRII de AXA España.

Posteriormente lanzó una nueva fase en su estrategia climática para acelerar su contribución a la transición hacia una economía resiliente y con menores emisiones de carbono. En particular, enfocando sus esfuerzos financieros sostenibles hacia la transición energética de las principales industrias. En esta nueva fase, que se inició en 2019, AXA redobló los esfuerzos y se comprometió a que el “potencial de calentamiento” de sus inversiones estuviera por debajo de 1,5 ° C para 2050; a publicar hasta los 24.000 millones de euros en 2023 su objetivo de inversión verde; a salir completamente de la industria del carbón para 2030 en Europa y la OCDE, y para 2040 en el resto del mundo; y a impulsar los bonos de transición, destinados a financiar a compañías que tengan
como objetivo la transición de un proceso de producción “marrón” a uno “verde”.

Como resultado de estas medidas, el Grupo AXA logró que el calentamiento potencial de su actividad fuera en 2019 de 2,8 ° C; frente a los 3,6 ° C de media del mercado.

Puede consultar el informe en: https://coalpolicytool.org/

 
boletin sobre

Colaboramos con: