El profesor de la UAH, Eugenio Molina: El nuevo Colegio de Ambientólogos de Castilla La Mancha es una muy buena noticia

El profesor, Eugenio Molina, del departamento de Geología, Geografía y Medio Ambiente de la UAH explica las ventajas de contar con esta nueva institución en Castilla-La Mancha con el objetivo de dotar de recursos y mejorar la figura de estos profesionales.

El Colegio Oficial de Licenciados y Graduados en Ciencias Ambientales de Castilla-La Mancha es una realidad. El pasado 2 de octubre tuvo lugar la Asamblea constituyente, cristalizando una demanda por parte del colectivo de profesionales que requerían de este servicio para darle el reconocimiento necesario y mejorar las oportunidades de sus integrantes. Eugenio Molina Navarro, profesor del departamento de Geología, Geografía y Medio Ambiente de la Universidad de Alcalá y Coordinador de Calidad del Grado en Ciencias Ambientales, nos habla sobre esta cuestión. Como adelanta, su creación supone una alternativa para los graduados y licenciados en Ciencias Ambientales por la UAH provenientes de Guadalajara, además del ya existente Colegio de Ambientólogos de la Comunidad de Madrid en el que también tendrían cabida.

- ¿Qué significa para la UAH que se haya creado el Colegio Oficial de Graduados y Licenciados en Ciencias Ambientales de Castilla - La Mancha?

- La Universidad de Alcalá en general, por su cercanía y presencia en la provincia de Guadalajara, y el Grado en Ciencias Ambientales en particular, por ser el que más cerca se imparte de dicha provincia, cuentan con numeroso estudiantado guadalajareño y, por tanto, castellanomanchego. Eso significa que la mayoría de los ambientólogos y ambientólogas de Guadalajara, entre los que me incluyo, lo somos por la Universidad de Alcalá. Por eso, es para nosotros una muy buena noticia saber que ya contamos con colegio profesional en nuestra región. No obstante, los ambientólogos y ambientólogas de Guadalajara graduados en la UAH, por estas mismas razones de proximidad, también han sido siempre bien recibidos en el Colegio Profesional de Ambientólogos de la Comunidad de Madrid.

- ¿Cuál es la función y misión del Colegio Oficial?

- La exposición de motivos de la ley 3/2021, de 28 de mayo, por la que se crea el Colegio Oficial de Licenciados y Graduados en Ciencias Ambientales de Castilla-La Mancha, nos da la respuesta a esta pregunta. Por un lado, disponer de una organización colegial que ordene el ejercicio de la profesión en el ámbito territorial de Castilla-La Mancha, como un medio para garantizar el rigor y la calidad de los servicios profesionales que, en orden a la preservación del medio ambiente, su personal colegiado preste a las personas usuarias y consumidoras. Por otro, dotar a los ambientólogos y ambientólogas de una organización adecuada que garantice su representación y la defensa de sus intereses profesionales y, al mismo tiempo, contribuir a fortalecer la interlocución con los poderes públicos, al crear una vía de colaboración con las administraciones públicas.

- ¿Qué otros servicios pueden proporcionar a los futuros adscritos un colegio de estas características?

- Además de luchar por el reconocimiento de la profesión, los colegios prestan una serie de servicios a sus profesionales asociados como por ejemplo creación de bolsas de trabajo, cursos de formación continua, seguros de responsabilidad, visado de proyectos o asistencia en la preparación de oposiciones, entre otros. Junto a todo lo anterior, nuestros estudiantes se benefician de la buena relación que hay entre el Grado en Ciencias Ambientales y el mencionado Colegio de Ambientólogos de Madrid, que siempre ha estado dispuesto a colaborar con diferentes actividades llevadas a cabo en nuestra Universidad cuando así se lo hemos pedido. Esperamos también poder contar con el Colegio de Castilla-La Mancha a partir de ahora.

- La sensibilización de la población en materia medioambiental es creciente, derivada también por los efectos adversos del cambio climático. ¿En qué beneficia a la comunidad universitaria, tanto a los futuros ambientólogos como al resto de la sociedad?

- En primer lugar, las ambientólogas y los ambientólogos se ven beneficiados porque el hecho de existir un colegio pone su profesión en el mapa, es decir, queda constituida como profesión 'regulada', equiparándose a otras como los biólogos o los geólogos, con un reconocimiento oficial y el correspondiente prestigio. A pesar de que la titulación cuenta con casi 30 años de recorrido, todavía hay mucha gente a la que cuando le dices que eres ambientólogo te pregunta: '¿Y eso qué es?'. Cualquier acción encaminada a dar una mayor visibilidad al ambientólogo y su capacidad profesional es siempre bienvenida.

- Hoy en día es casi imprescindible contar con evaluaciones de profesionales como ustedes.

- Un caso paradigmático es la elaboración de Estudios de Impacto Ambiental, que es un requisito indispensable para la puesta en marcha de numerosos proyectos. Se comenzaron a realizar a finales de los años 80, cuando los ambientólogos todavía no existíamos. A pesar de haber pasado tanto tiempo, varios organismos han puesto de manifiesto la todavía baja calidad de este tipo de estudios, siendo una de las principales razones la falta de exigencia de capacitación profesional explícita para abordar los mismos. Los graduados en Ciencias Ambientales deben jugar aquí un papel fundamental, pues la visión multidisciplinar del entorno que confiere esta titulación supone un punto de partida idóneo para la elaboración de este tipo de estudios. Sin embargo, en muchas ocasiones son otros profesionales los encargados de estos estudios, pues así ha sido tradicionalmente. La existencia de colegios de ambientólogos ayuda a poner de manifiesto esta circunstancia y reclamar el espacio profesional del ambientólogo, que en definitiva redundará en un beneficio para toda la sociedad.

- Como investigador de la UAH, ¿qué proyectos está desarrollando?

- Trabajo en el Grupo de Investigación Agua, Clima y Medio Ambiente del Departamento de Geología, Geografía y Medio Ambiente. En los últimos años he centrado mi investigación en la modelización hidrológica, es decir, simular computacionalmente el comportamiento de los ríos y sus correspondientes cuencas. Dentro de esta línea, que es relativamente amplia, gran parte de mi trabajo lo dedico a evaluar los posibles impactos que el cambio climático pudiera tener en sobre nuestros ríos, tratando de vislumbrar cómo va afectar no solo a la disponibilidad de agua, sino también a la dinámica hidrológica del territorio. En la actualidad estamos centrados en realizar esta evaluación en la cuenca del río Tajo, que es la más poblada de nuestro país y por tanto sus recursos hídricos están sometidos a una presión elevada. Modelizar el futuro se ha convertido en una herramienta fundamental para proponer estrategias para la gestión sostenible del agua, un bien que será cada vez más escaso en nuestro país.

fuente original https://portalcomunicacion.uah.es/

 
boletin sobre

Colegios Ambientales:

Colaboramos con: