Forética profundiza en la importancia del reporte ambiental, social y de buen gobierno para garantizar el impulso de la sostenibilidad empresarial

El Clúster de Transparencia, Buen Gobierno e Integridad, coordinado por Forética y compuesto por 47 grandes empresas españolas –con el liderazgo de Aena, Bankia, Cuatrecasas, Grupo Cooperativo Cajamar y Leroy Merlin- ha abordado la importancia del reporte de los aspectos ambientales, sociales y de buen gobierno (ESG, por sus siglas en inglés), con el análisis de las tendencias internacionales y las experiencias empresariales que permiten estar a la vanguardia de estos aspectos.

foretica cluster de transarencia

Concretamente, las empresas miembro del Clúster han tenido como foco destacado, la aprobación por parte del Parlamento Europeo del Reglamento que da soporte jurídico a la taxonomía europea de finanzas sostenibles, un relevante hito normativo que ha marcado la actualidad en materia de reporte.

En la visión de Forética de impulsar la sostenibilidad, una de las principales palancas es garantizar la máxima transparencia en la actividad de las empresas, desde la visión del Consejo Empresarial y alta dirección, hasta las diferentes líneas de negocio. Por ello, el foco de trabajo del Clúster de Transparencia, Buen Gobierno e Integridad es profundizar en el conocimiento de las tendencias más vanguardistas e innovadoras –en esta ocasión en materia de reporte- para continuar impulsando el liderazgo responsable desde la Gobernanza con G mayúscula”, comenta Germán Granda, Director General de Forética.

Desde este Clúster de Forética, concebimos la taxonomía como ‘la nueva ola’ del reporte, que va a revolucionar la manera en la que se traslada la información desde las empresas. La taxonomía supone un cambio en el ‘centro gravitatorio’ del reporte: Hasta ahora las compañías han realizado el informe desde una primera perspectiva corporativa hacia los distintos departamentos (top-down) y la taxonomía nos permite desarrollarlo desde la ejecución de los proyectos hacia arriba (bottom-up). En resumen, esta nueva fórmula nos permite un mayor impacto de la sostenibilidad en los flujos financieros, poniendo el foco en la creación de valor”, afirma Jaime Silos, Director de Desarrollo Corporativo de Forética y Director del Clúster de Transparencia, Buen Gobierno e Integridad.

Concretamente, el Clúster ha abordado los próximos pasos del despliegue gradual de la taxonomía europea:

  • Un primer hito marcado para el 1 de enero de 2022, para todas aquellas compañías que tienen obligación actualmente de publicar un reporte de información no financiera. En esta primera etapa entran en vigor los aspectos referentes a objetivos climáticos (mitigación y adaptación).
  • En enero de 2023 la obligatoriedad de la taxonomía se aplicará a otros sectores (recursos hídricos y marinos, transición a una economía circular, prevención de la contaminación y ecosistemas).
  • El hito más inmediato será el 10 de marzo de 2021, fecha en la que entra en vigor la obligatoriedad para aquellas compañías del sector financiero, de acuerdo con el reglamento en materia de sostenibilidad de este sector, que incluye menciones a la taxonomía.

La visión empresarial de los retos del reporte

Por otro lado, las empresas socias del Clúster han analizado los retos más destacados en materia de divulgación de la información no financiera: La calidad del dato, los ciclos de reporte, la frecuencia y la selección de marcos o estándares.

Según los resultados de la encuesta realizada a las empresas miembro del Clúster, el reto más importante al que se están enfrentando las empresas del Clúster es el de asegurar una adecuada calidad del dato. En segundo lugar, las empresas han destacado el desafío de integrar los ciclos de información no financiera y financiera, ya que un 45% de las empresas reportan únicamente en el informe anual. Es necesario evolucionar hacia un ‘reporte de alta frecuencia’, que aúne y consolide ambos tipos de información, algo que en la actualidad sólo realiza el 15% de las empresas de la muestra. Por último, debido al grado de madurez en materia de reporte de las empresas, la frecuencia del reporte y la selección de marcos y estándares pasan a un tercer y cuarto lugar, en los retos mencionados.

Adicionalmente, los miembros socios del Clúster han podido conocer de manera exclusiva en España del reciente informe ‘Reporting Matters 2020’ elaborado por World Business Council for Sustainable Development (WBCSD), a cargo de Austin Kennedy, Manager del área de Redefining Value; así como las experiencias prácticas en materia de reporting de la mano de Vicente González, Jefe del departamento de Sostenibilidad de Red Eléctrica; Roberto Fernández Albendea, Director de Responsabilidad Social Corporativa y Reputación de Iberdrola; Elena Blanco, Gerente de Sostenibilidad y Medio Ambiente de Enagás, y Fiamma Pérez, Environmental Research Coordinator de Clarity.

Durante el año 2020, el Clúster de Transparencia, Buen Gobierno e Integridad está compuesto por 47 empresas, lideradas por Aena, Bankia, Cuatrecasas, Grupo Cooperativo Cajamar y Leroy Merlin. Entre las empresas participantes se encuentran marcas destacadas como: Accenture, Adif, Airbus, Alsea, Atresmedia, Bankinter, Cecabank, Cerealto Siro, CIE Automotive, Correos, Ecoembes, El Corte Inglés, Emasesa, Enagás, Endesa, Engie, Enresa, Ferrovial, Gestamp, Grupo Antolín, GSK, Ibercaja, Iberdrola, ICO, IKEA, ILUNION, Incarlopsa, Indra, KPMG, LafargeHolcim, Lilly, Mediaset, Mercadona, Naturgy, OHL, Quirónsalud, Red Eléctrica, Sacyr, Sanitas, TÜVRheinland, Vía Célere y Vodafone.

 
boletin sobre

Colaboramos con: