Greenpeace lanza el video ‘Monster’ para sensibilizar sobre la deforestación que produce la ganadería industrial

El actor Jamie Lorente, conocido por sus papeles en series de éxito como ‘La casa de papel’ o ‘Élite’, ha sido el responsable de poner voz en España al video ‘Monster’ con el que Greenpeace denuncia el devastador impacto que la expansión del cultivo de soja tiene en bosques como la Amazonia.

monster 

Tras el éxito del video ‘Rang Tan”, con más de 40 millones de visualizaciones solo en español, la organización denuncia ahora, en este nuevo corto de animación, el dramático efecto de la deforestación que se genera para producir pienso que alimente al ganado, ante la desorbitada demanda global de carne. No en vano, solo en la UE, el 62% de los cultivos son para alimentación animal, frente al 22% que se destina a alimentación humana.

El lanzamiento coincide con la publicación de los últimos datos sobre incendios del Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil, que sugieren que un área casi equivalente al tamaño del Reino Unido se ha quemado en todo Brasil en lo que va de año.

El vídeo cuenta la historia de un niño que conoce la desgarradora realidad de la deforestación desenfrenada en lugares como la selva amazónica, a través del testimonio de un jaguar llamado Jag-wah. Con Jag-wah, el niño toma conciencia del problema de la carne producida industrialmente, y que está generando la tala de preciosos bosques.

Este corto de animación, realizado por la agencia creativa Mother, ha sido producido por el estudio Cartoon Saloon, cuatro veces nominado al Oscar, y cuenta con el apoyo de Meat Free Monday, la campaña lanzada por Paul, Mary y Stella McCartney que pretende concienciar sobre el negativo impacto ambiental de la ganadería industrial. En palabras de Paul MacCartney, “los bosques del mundo son irremplazables. Son el hogar de pueblos indígenas, de una vida silvestre asombrosa y son vitales en nuestra lucha contra la crisis climática. Pero están siendo talados a un ritmo vertiginoso. Necesitamos reducir la ingesta de carne y lácteos y también que los supermercados y los restaurantes de comida rápida limpien sus cadenas de suministro y cambien a alternativas menos destructivas basadas en vegetales. Nuestros bosques y nuestro futuro dependen de ello”.

La alarma causada por los incendios forestales que asolaron la Amazonia durante 2019 fue motivo de atención de los medios de comunicación, pero la temporada de incendios de 2020 ha visto nuevos récords en todos los ámbitos. Hasta finales de septiembre, 226.485 km2 en todo Brasil se han visto afectados por el fuego, un área casi equivalente al tamaño del Reino Unido. La Amazonia ha vivido la peor temporada de incendios de la última década y ha sido la peor jamás registrada en el mayor humedal del mundo, el Pantanal [1]. Y todo ello a pesar de que el presidente Jair Bolsonaro decretó en el mes de julio una supuesta “prohibición de incendios”.

La producción de carne es el mayor impulsor de la deforestación en todo el mundo, y la expansión del cultivo de soja para alimentar a la ganadería es responsable de la destrucción de bosques y selvas en varios países de Latinoamérica, fundamentalmente Brasil y Argentina, principales países exportadores de soja a España. Esta destrucción es catastrófica para los pueblos indígenas que, a menudo, se enfrentan a la violencia de los ganaderos y los madereros ilegales que tratan de apoderarse de sus tierras.

También es enormemente perjudicial para la vida silvestre de los bosques – los incendios del Pantanal han puesto en peligro al menos a 600 jaguares, de una población estimada de 2.000 en la región – y para la lucha contra el colapso climático. Greenpeace España denunció en junio de 2019 la responsabilidad de las empresas cárnicas españolas en la deforestación causada por sus cadenas de suministro de soja. La ganadería industrial provoca contaminación aquí y deforestación en Latinoamérica, siendo un sector despreocupado por la reducción de sus emisiones directas e indirectas, muy alejadas de los compromisos de descarbonización de la economía propuestos por el Acuerdo de París.

El actor Jaime Lorente ha declarado: “El sector de la ganadería industrial no nos está contando toda la verdad sobre sus productos. Por eso, estoy muy contento de haber colaborado con Greenpeace en este cortometraje. La lucha por la defensa de nuestros bosques, y la biodiversidad que albergan, nunca ha sido más urgente. Espero que el mensaje inspire a muchos más para unirse a nuestra misión de proteger los bosques y a reducir su consumo de carne y lácteos”.

Para Miguel Ángel Soto, responsable de la Campaña de Bosques de Greenpeace España, “este cortometraje muestra con crudeza por qué nuestro futuro depende de que nosotros, la ciudadanía, adoptemos una dieta con menos carne y lácteos. Los científicos nos dicen que en menos de 20 años la selva amazónica podría colapsar. Esto está siendo impulsado por las acciones de las empresas de carne a escala industrial. El consumo de la ciudadanía europea provoca cambio climático, pérdida de biodiversidad y violaciones de los derechos humanos. Es urgente que la Comisión Europea ponga en marcha la anunciada legislación que impida la entrada en la Unión Europea de materias primas procedentes de la deforestación”.

 

Contacto de prensa: Miguel Ángel Soto 626 998 246

 
boletin sobre

Colaboramos con: