La Diputación de Burgos pone en marcha la primera red de municipios rurales de la provincia por el compostaje

Con el nombre de “Burgos Rural Composta” ha nacido la primera red de municipios rurales de la provincia para la promoción y defensa del compostaje doméstico, una forma sostenible de gestionar los residuos domiciliarios y consistente en transformar la basura orgánica (restos de comida, restos vegetales de jardines, residuos de huerta o poda, etc.) en compost mediante una mezcla de estos residuos en condiciones adecuadas de temperatura, humedad y aireación.

burgos composta

Esta técnica, que permite reducir hasta en un 40% el volumen de los residuos que se depositan en el contenedor (mejorando la recogida y gestión municipal), es fácilmente aplicable en viviendas del medio rural que cuentan con espacio suficiente para la colocación y uso de la caja compostadora, y que están vinculadas a superficies de jardín o huerta donde se puede utilizar el compost generado como abono natural, mejorando la fertilidad del suelo y reduciendo las necesidades de riego.

Por ello, y gracias a la cofinanciación de la Junta de Castilla y León dentro de la II Estrategia de Educación Ambiental de Castilla y León, el área de medio ambiente de la Diputación Provincial ha diseñado este programa para fomentar el uso de esta técnica en los municipios de la provincia, facilitando también a nivel provincial el cumplimiento de los objetivos en materia de gestión de residuos que establece la normativa europea y estatal, que hablan de una tasa de reciclaje de los residuos municipales del 55% en 2025 y de que solo un 10% de los residuos municipales sean depositados en vertederos en 2035.

El programa se inicia en este verano de 2020 con la participación de cuatro municipios (Cerezo de Río Tirón, Ibeas de Juarros, Merindad de Valdivielso y Quintanilla del Agua y Tordueles) que de forma piloto van a seleccionar a 15 hogares cada uno de ellos para ofrecer a sus vecinos la formación y el equipamiento necesarios para realizar su propio compost, de forma que si los resultados de estos 60 hogares de la provincia son satisfactorios, el programa continuará en 2021 y se irá ampliando progresivamente la red provincial. La selección de estos cuatro municipios por parte de la Diputación se ha debido a sus características demográficas, territoriales y agroclimáticas, ya que es necesaria la presencia de superficie suficiente de huertos y jardines para la utilización del compost, y se pretende ampliar el impacto territorial a través de municipios que cuenten con varias pedanías.

Las primeras reuniones informativas con los vecinos participantes se van a celebrar durante los próximos días, y durante las semanas siguientes una serie de educadoras ambientales visitará sus viviendas para comprobar que el compostaje se hace en las condiciones adecuadas y que se utiliza correctamente la mezcla de materia orgánica. Los vecinos participantes en el programa se comprometerán a utilizar adecuadamente el material y a facilitar a estas técnicos la información necesaria para que el proceso de compostaje funcione.

 

Fuente: Diputación Provincial de Burgos

 
boletin sobre

Colaboramos con: