emprendedorambiental

La Universidad Miguel Hernández va a crear un fondo económico con el fin de ayudar a que se hagan realidad aquellas ideas innovadoras y con verdadero potencial. El hecho de que muchas de estas iniciativas no puedan salir finalmente adelante por la falta de financiación, ha motivado a la UMH a ejercer de "micromecenas", es decir, a adelantar y poner dinero en vista de las dificultades que hay para para que fluya el crédito bancario para las empresas.

"La coyuntura económica actual, con sus efectos devastadores sobre la tasas de desempleo, impone que la Universidad Miguel Hernández de Elche preste una mayor atención al emprendimiento como una de las vías más interesantes para fomentar la creación de empleo", señalan desde la UMH.

La institución académica asegura que "fruto de esta preocupación" y en vista de que "en estos momentos la financiación de nuevas compañías, especialmente aquellas basadas en tecnología sin activos que dar en garantía y, por tanto, intrínsecamente de riesgo, no tienen acceso al crédito bancario" ha decidido poner en marcha lo que denomina Fondo pro Emprendedores Universitas Miguel Hernández.

 

Condiciones favorables

Esta iniciativa consiste en poner sobre la mesa un capital que se destinará a financiar en condiciones favorables proyectos viables. La cuantía económica será aportada colectivamente por la Universidad, pero también por un "conjunto de empresas y particulares interesados en colaborar con esta iniciativa".

Como punto de partida la UMH va a habilitar 60.000 euros anuales, mientras que los colaboradores podrán disfrutar de incentivos fiscales, realizar aportaciones económicas anuales y establecer la duración en años en los que mantendrá su colaboración con el fondo.

Las aportaciones de los colaboradores serán destinadas a realizar préstamos al 0% a empresas constituidas y que estén vinculadas al parque científico.

El objetivo de este Fondo pro Emprendedores se concreta además en ayudar a poner en marcha cada año al menos diez empresas, una cifra que la institución académica considera nada desproporcionada en vista de la experiencia de los dos maratones de creación de empresas que lleva a sus espaldas y que de momento están dando buenos resultados.

Cada empresa interesada en acceder a estos fondos de la UMH podrá solicitar un préstamo para desarrollar su plan de negocio por una cuantía de hasta 30.000 euros, con una carencia entre uno y tres años y con un plazo para la devolución de hasta 10 años.

La empresa receptora de los fondos se compromete a su vez firmar un convenio de colaboración empresarial con la UMH con una aportación mínima anual de 500? al Fondo Pro Emprendedores de la Universidad Miguel Hernández de Elche, durante al menos el tiempo de vigencia del préstamo.

 

"Vía alternativa"

Los responsables de la UMH consideran que es necesario "impulsar la creación de una vía alternativa para que el dinero llegue a estos nuevos proyectos mediante el micro-mecenazgo para evitar el denominado equity gap, que hace que no sobrevivan los proyectos por falta de financiación".

Además, la UMH recuerda que en colaboración de su parque científico y empresarial de la Universidad Miguel Hernández de Elche tiene desde hace varios meses un programa formativo para potenciar el espíritu emprendedor, incentivar la innovación en la comunidad universitaria, y apoyar la generación de iniciativas empresariales viables que puedan convertirse en un modelo de negocio diferenciador.

 

Un paso al frente para mejorar el dominio de idiomas

La Universidad Miguel Hernández ha sido nombrada recientemente socia de la Asociación de Centros de Lenguas en la Enseñanza Superior (ACLES). Esta asociación está destinada a promover el aprendizaje y difusión de distintas lenguas en la enseñanza superior y a promover el dominio de idiomas de acuerdo con las directrices emanadas del Consejo de Europa.

Además de ello, ACLES fomenta la creación y desarrollo de centros de lenguas modernas en la enseñanza superior. Para ello, brinda oportunidades de alta calidad de aprendizaje de lenguas a estudiantes no especializados en estudios de naturaleza lingüística y al personal adscrito a las universidades. A esta asociación están adscritas 50 universidades españolas.

Tras ser admitida como miembro de ACLES, la UMH está trabajando para superar el proceso de acreditación, lo que permitirá que los diplomas de idiomas emitidos por la UMH sean equiparables a los emitidos por otras universidades y centros de idiomas europeos.

 

Fuente: diarioinformacion.com 

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con: