Los dispositivos electrónicos de Movistar reutilizados o reciclados

Cada persona producimos más de 6 kilos de residuos electrónicos o e-waste (ordenadores, móviles, frigoríficos, televisores…) al año. A este ritmo, los expertos estiman que llegaremos a 120 millones en 2050. Esto supone un gran daño en el medio ambiente. Averiguamos qué pasa con estos dispositivos que devolvemos en las tiendas Movistar o que retira el técnico.

DIA RECICLAJE Movistar

Necesitamos cambiar y reducir nuestro impacto en la naturaleza, generando menos residuos a través del reúso o dando una nueva vida a los materiales a través del reciclaje. Esto es la economía circular, un nuevo modo de funcionar que podría reducir las emisiones industriales de la UE más de la mitad para 2050. Consumimos más de lo que el planeta puede soportar y con las cifras de población estimadas para 2050, harían falta casi 3 planetas para mantener hábitos actuales

Se cree que una de las mejores opciones es reutilizar el residuo, ya sea de forma completa el aparato o sus componentes. Movistar confirma que, cada año, recoge más de 3 millones de equipos electrónicos de los clientes. Una vez completado el proceso, consiguen reutilizar un 46% de los equipos y reciclan el 54% restante.

Todos los años reutilizan más de 1,4 millones de routers y decodificadores, evitando la emisión de más de 1.300 tCO2, el equivalente a la energía que consumen 143 casas. En el caso del reciclaje, para equipos sin una segunda vida, el 97% de los componentes pueden reciclarse o reutilizarse.

El proceso comienza cuando el cliente devuelve el dispositivo a la tienda o lo recoge el técnico el casa (teléfonos, routers y decodificadores antiguos). Todos los equipos recogidos pasan al taller de reacondicionamiento donde se realizan las pruebas para determinar cuáles pueden tener una segunda vida en función de su estado, los materiales que contiene y su antigüedad.

Una vez determinado, se realiza un proceso de borrado de datos, reparación e higienización. Estos pasan a ser utilizados como dispositivos de segunda mano o bien se reutilizan en su propia red para evitar fabricar nuevos productos.

Los que no pueden ser recuperados, se envían a reciclar con un gestor autorizado que aplica el mejor tratamiento disponible en función del tipo de dispositivo, contribuyendo así a la reducción del consumo de materias primas y recursos.

 

Fuente: Movistar 

 
boletin sobre

Colaboramos con: