Por sexto año consecutivo, la Asociación de Productores Hortofrutícolas de Val Venosta ha presentado la edición de “el Día del Frutero” y este año lo ha hecho con una llamada a la sostenibilidad . Una jornada que se celebra en febrero en honor a la patrona de los fruteros, Santa Dorotea (6 de febrero), y que quiere poner en valor el servicio que estos profesionales ofrecen en contacto diario con los consumidores.

fruta traje

Como novedad, en esta edición y en colaboración con la Escuela Superior de Diseño LCI Barcelona, se ha presentado la primera colección de moda eco sostenible dirigida a fruteros de la mano de los alumnos de Ecodiseño. Val Venosta ha querido unir a la moda uno de sus valores principales, la sostenibilidad, en esta jornada especial impulsada para homenajear a los fruteros y lanzar una colección confeccionada con un tejido hecho de polvo de piel de manzana.

El acto de presentación de esta jornada ha sido además un guiño a la apuesta por la sostenibilidad que este gremio simboliza gracias a la colaboración con la Escuela de Diseño LCI Barcelona y la diseñadora Sonia Carrasco habitual de la London Fashion Week organizando un desfile para exhibir la primera colección de moda eco sostenible para fruteros.

La colección de ropa y accesorios laborales surge a través de un concurso de jóvenes diseñadores y está compuesta por piezas confeccionadas a partir de unos materiales muy especiales. Se trata de un tejido muy versátil producido a partir de desechos de piel de manzana creado por una empresa textil procedente de Florencia pionera en esta técnica. La manzana triturada y reconvertida en polvo se mezcla con tinturas vegetales y pasa por un innovador proceso de manufactura que da lugar a un tejido similar al cuero, ideal para accesorios y cualquier tipo de prenda.

Las propuestas de los jóvenes diseñadores se han presentado en la pasarela ante un jurado experto que ha elegido las creaciones de los tres alumnos ganadores que mejor han sabido recoger la esencia de esta profesión. Los alumnos de Ecodiseño han presentado unos diseños inspirados en la esencia de las manzanas de Val Venosta, los agricultores y el entorno de montaña donde se cultivan, concebidos para la plena usabilidad en las fruterías, pero con un toque innovador y distintivo.

La ganadora que verá sus propuestas hechas realidad en las fruterías españolas es la joven Sonia Cuesta quien ha planteado una bata delantal al estilo de las originarias decorada con un bordado que repasa la historia de esta profesión, sin olvidar los útiles bolsillos para colocar los utensilios tan necesarios para el trabajo, hechos del mismo tejido que el resto de la prenda para no generar desechos y aprovechar al máximo la tela. Además, la propuesta cuenta con un diseño de complemento en forma de mochila convertible en bolso para transportar manzanas u otras frutas mediante un sistema original de tiras cruzadas. Los otros dos finalistas, Adrià Pérez y Alessia Lopedote han sido premiados con una dotación económica para continuar con sus estudios.

El jurado ha estado compuesto por Inma Bass (influencer de moda, salud y estilo de vida), Alba García y Anna Cañadell (fundadoras de la plataforma de moda sostenible B-Come), Mar Rocabert Maltas (periodista), Estel Vilaseca (Head of fashion Escuela LCI), Óscar Ortega (Responsable de Comunicación del Gremi de Fruiters de Barcelona) y Christiane Gfrei (Responsable comercial de VIP, la Asociación de Productores Hortofrutícolas de Val Venosta para la Península Ibérica). Además, Miri Pérez-Cabrero (influencer de cocina y ex concursante de MasterChef), ha sido la madrina de la colección.

LA MODA SOSTENIBLE AHORA TAMBIÉN EN MERCADOS Y ESTABLECIMIENTOS DE VENTA DE FRUTA

Los hábitos están cambiando y cada vez más hacen sus compras pensando en generar un impacto positivo. La sostenibilidad en la moda más que una tendencia es una manera de entender el consumo responsable que está en auge, frente a modelos fast fashion que derrochan recursos e impactan en el planeta. Val Venosta quiere poner su granito de arena con esta pionera eco colección que se verá próximamente en mercados y establecimientos de venta de fruta a modo de delantales, riñoneras, bolsos… prendas que lucirán los fruteros mientras atienden a sus clientes.

Val Venosta es una empresa comprometida con la sostenibilidad, desde los procesos de producción naturales hasta el embalaje de sus manzanas y es una de las productoras de manzanas biológicas más importante de Europa. Y es que cada manzana, sea de la calidad, forma y color que sea, se aprovecha. Si no cumple los requisitos del mercado de consumo de fruta fresca, se procesa para crear zumos y purés, para producir biogás o tejido hecho con polvo de piel de manzana.

 

Contacto de prensa: Mar Gil 696 005 733

 
boletin sobre

Colaboramos con: