cat noticias

El plan de acción para fomentar la inversión en sectores y actividades sostenibles que la Comisión Europea anunció ayer, incluye como medida estrella la introducción de una "etiqueta ecológica". Este sello identificará a las ofertas del sector financiero que cumplan ciertos criterios medioambientales, en una réplica de lo que supuso la marca verde en alimentos. Además, el plan contempla someter a requisitos de capital más exigentes a las entidades financieras que inviertan en sectores incompatibles con los objetivos comunitarios de lucha contra el cambio climático.

etiqueta verde financiera europa 2

El plan pretende canalizar la inversión hacia sectores y actividades que contribuyan a cumplir los objetivos que la UE se ha fijado hasta 2030 en reducción de emisiones (40% menos en comparación con 1990), energías renovables (27% del consumo) y eficiencia energética (una meta orientativa del 27%).

"Solo con la ayuda del sector financiero se puede cubrir la brecha de financiación que hay para para alcanzar nuestros objetivos de clima y energía, una brecha que ronda los 180.000 millones de euros anuales"

Valdis Dombrovskis, vicepresidente económico de la CE, en la presentación del plan.

Bruselas espera que la nueva etiqueta ecológica, que podrían lucir desde fondos de inversión a fondos de pensiones, repita el éxito obtenido por la Etiqueta Ecológica Europea que desde 1992 identifica a los productos o marcas que, dentro de cada categoría, redundan en efectos medioambientales menos adversos que el resto. El mismo éxito ha cosechado el logo Orgánico para productos agrícolas. La etiqueta verde para servicios financieros será voluntaria, como ocurre en productos industriales y agrícolas. Pero su utilización estará sometida a control y vigilancia, para intentar garantizar que los servicios ofrecidos por bancos y aseguradoras como ecológicos responden realmente a ese calificativo.

"Nuestras propuestas permitirán a inversores y ciudadanos particulares tomar decisiones de manera que garanticen que su dinero se usa de manera responsable y en apoyo de la sostenibilidad".

Frans Timmermans, vicepresidente de la CE

El organismo comunitario está convencido de que existe una demanda de servicios financieros ecológicos entre los consumidores y entre los grandes fondos de inversión. Y de que la etiqueta ayudará a canalizar el ahorro y la inversión hacia ese tipo de oferta, en detrimento de las propuestas que no puedan lucir la nueva etiqueta. Bruselas reconoce, sin embargo, que la creación de la etiqueta no será tarea fácil y, probablemente, no estará disponible hasta 2020 como pronto.

La CE debe definir primero un vocabulario común sobre finanzas ecológicas para establecer un sistema de clasificación de actividades sostenibles desde el punto de vista climático, medioambiental y social. La patronal europea del sector financiero (AFME, en sus siglas en inglés) ha advertido este jueves que para que esa clasificación sea aplicable "debe emerger a partir de un consenso de una amplia variedad de profesionales".

etiqueta verde financiera europa 1

Valdis Dombrovskis y Frans Timmermans en su intervención

La Comisión se muestra dispuesta a consultar al sector y ya ha puesto en marcha una convocatoria para crear un grupo de expertos en finanzas sostenibles. Pero, en paralelo, Bruselas acometerá ya las reformas legislativas necesarias para obligar a los gestores de inversión a facilitar a los clientes toda la información sobre las consecuencias medioambientales de su cartera de inversión.

El organismo comunitario también anuncia su intención de endurecer las normas sobre información no financiera que deben facilitar al mercado las grandes empresas cotizadas (con más de 500 empleados), para ampliar los datos sobre su perfil medioambientales. Y Bruselas sopesa la medida tal vez más temida por algunas entidades financieras: diferenciar entre inversiones "verdes" y "marrones" (contaminantes) a efectos de los requisitos de capital, lo que penalizaría a bancos, aseguradoras o fondos de inversión con gran exposición en sectores de alto impacto ecológico.

Bonos 'verdes' estandarizados

La Comisión Europea ha abierto el plazo de solicitud para participar en un grupo de expertos en finanzas sostenibles, encargado, entre otras tareas, de diseñar los estándares que deberán cumplir los llamados "bonos verdes". Los expertos propondrán los criterios que deberán respetar las emisiones de deuda para que puedan acogerse a una clasificación que aspira a ser muy preciada. En el primer trimestre de 2019, la Comisión espera publicar las nuevas normas sobre el contenido de los folletos de colocación de esas emisiones.

 

Fuente: CincoDías.

Más información sobre la Unión de Mercados de Capital de la CE

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con: