cat noticias

El ambientólogo Francisco Manuel Padilla Ruiz es investigador de la Universidad de Almería. Concretamente, forma parte del Departamento de Agronomía, Área de Producción Vegetal; en el grupo de investigación: AGR-224. Sistemas de cultivo hortícolas intensivos / Grupo de Nitrógeno y Riegos de la UAL, donde el área de trabajo que desarrollan se basa en el uso de sensores ópticos proximales como herramientas de monitorización del estado nutricional de cultivos hortícolas de invernadero.

“Me gradué en Ciencias Ambientales en la Universidad de Almería (1997-2001) y posteriormente inicié mi carrera investigadora en 2003 en la Estación Experimental de Zonas Áridas (CSIC) gracias a una beca de investigación que posteriormente continuó con una beca predoctoral en el mismo centro”, recuerda. Porteriormente, tras un postdoctorado en la Radboud University Nijmegen (Países Bajos, 2010-2012), se incorporó al Departamento de Agronomía de la Universidad de Almería en 2012 con un contrato de investigación Juan de la Cierva centrado en el estudio de sensores ópticos proximales (por ejemplo: medidores de clorofila y flavonoles, radiómetros) como herramientas de monitorización del estado nutricional de cultivos de inverandero, para un manejo de los fertilizantes más sostenible. Actualmente es investigador Ramón y Cajal del Departamento de Agronomía de la Universidad de Almería.

“Mi actividad investigadora actual se centra en el estudio y uso de sensores ópticos proximales como herramientas para una fertilización más sostenible y en el estudio y mejora de los patrones de enraizamiento de especies hortícolas en invernadero, como base para una mejor absorción de agua y nutrientes de las plantas”. Padilla Ruiz explica que “hemos observado que las medidas e índices de un amplio rango de sensores ópticos proximales son indicadores indirectos del estado nutricional y del rendimiento de los principales cultivos hortícolas en invernadero de Almeria, y hemos calculado valores de suficiencia de estas medidas. La monitorización de los cultivos con estos sensores permite un manejo de los fertilizantes más eficiente evitando déficits y excesos”.

Este investigador siempre tuvo claro que la ciencia sería su destino: “Quería ampliar mis conocimientos tras terminar mis estudios de grado y la realización de un doctorado en un centro de investigación era una de las mejores maneras de conseguirlo”.

Por otra parte, y de cara al futuro, este investigador desea que haya “más inversión en investigación, tanto básica como aplicada. Mayor valoración y reconocimiento de nuestro trabajo por parte de la sociedad, a la vez que mejorar la transferencia de resultados de investigación”.

 

Fuente: texto e imagen de Diario de Almería

 

 
boletin sobre

Colaboramos con: