Spin apuesta por la multimodalidad y añadirá a su oferta en España su nueva bicicleta S-300

Spin, la compañía de movilidad compartida y eléctrica de Ford Motor Company, prevé ampliar su oferta de vehículos con el objetivo de ser multimodal antes de finalizar el año actual. Para ello, Spin incorporará su nueva bicicleta S-300 en 3 ciudades españolas antes de diciembre de 2021. 

Spin S 300 2

Spin trabaja de la mano de los ayuntamientos para conocer sus necesidades, así como guiarlos y asesorarlos en el proceso de implementación de una movilidad urbana multimodalidad. Para ello, Spin realiza análisis de la movilidad y de las infraestructuras existentes en cada territorio, para conseguir que esta implantación sea un éxito, se adopte como un servicio de transporte eficaz y de confianza, y se convierta así en un valor añadido de la ciudad. El objetivo final es conseguir transformar la movilidad para que los vehículos sostenibles sustituyan a los vehículos de combustión particulares dentro de las urbes.

Muestra de ello es que la compañía lleva un año de conversaciones con varios ayuntamientos de España. En este sentido, siempre y cuando el ritmo de las conversaciones se mantenga y no se generen cambios de ruta, Spin espera poder operar con el modelo multimodal en 20 ciudades de todo el territorio español en 2022. En palabras de Filippo Brunelleschi, Country Manager de Spin en España: “En Spin confiamos que todo el trabajo hecho hasta el momento se materialice en los próximos meses, ya que hay ciudades que están interesadas tanto en pruebas piloto mientras que otras han manifestado su intención de abrir concursos públicos próximamente”.

La compañía filial de Ford está trabajando intensamente para poder ofrecer un servicio más amplio a los usuarios y tiene previsto contar con 1.000 bicicletas para desplegar este año, que tendrá disponibles a partir de septiembre. Para el próximo ejercicio, 2022, Spin prevé poner a disposición de los usuarios 10.000 unidades de la nueva S-300.

Para este primer año, Spin ha puesto mucho esfuerzo en lograr desarrollar un vehículo robusto, fácil de usar y de gran calidad, que sea una propuesta ganadora para las necesidades de los ayuntamientos españoles. De hecho, no estaba prevista su entrega en España este año, pero dados los cambios en los hábitos de movilidad de los españoles y el creciente interés en las alternativas de movilidad, España se ha convertido en un mercado estratégico para Spin. En el territorio español hay varias ciudades posicionadas como de las mejores para ir en bicicleta, como Barcelona, Valencia, o Sevilla, y otras muchas que, a pesar de no estar en ningún ranking, deben bajar sus niveles de contaminación, y para ello, la bicicleta o el patinete son una herramienta clave.

Brunelleschi apunta: “En el recorrido que tienen que hacer, cuanto antes, las ciudades para cumplir con los objetivos de sostenibilidad europeos en los próximos años, es indispensable la introducción de la movilidad compartida. Si realmente queremos que haya una alternativa al coche privado, tenemos que dar opciones a los ciudadanos, y la compra de vehículos como la bici o el patinete, y por ende su uso, se ve incrementada cuando un ciudadano ve que en su ciudad se utilizan estos servicios diariamente. Es decir, el sharing no hace más que popularizar el uso, expandirlo exponencialmente, y lograr cambiar hábitos si se implanta de una manera coherente, regulada y equitativa”.

En cuanto a los planes de implementación de la bicicleta S-300 en España, Brunelleschi comenta: “estas cifras pueden incrementarse según las necesidades y análisis que veamos en cada ciudad una vez estemos en terreno. Va a depender mucho del uso que tengan los vehículos, y del ámbito regulatorio de cada ciudad”.

La bicicleta Spin S-300

La S-300 es una e-bike perfecta para desplazarse de forma rápida y segura por la ciudad que permite cubrir muchos tipos de trayectos diferentes. Con una velocidad máxima de pedaleo asistido de hasta 25km/h (y limitable según la normativa de cada Ayuntamiento), toda la ciudad se hace más cercana y rápida de alcanzar. El objetivo de Spin es que cada usuario pueda tener todo lo necesario a su alrededor, a no más de 15 minutos, sin tener que utilizar el coche privado para su día a día. A través de la oferta de patinetes y bicicletas, este objetivo es mucho más fácil de cumplir, sobre todo en barrios y zonas no céntricas.

La S-300 cuenta con un sistema de frenado manual doble que incluye un freno delantero y trasero para garantizar una gran potencia de frenado. Para una mayor seguridad del conductor, la e-bike dispone de un faro, una luz trasera y reflectores que aseguran la visibilidad a 150 metros de distancia.

Para una conducción cómoda y confortable, a diferencia de otras e-bikes compartidas, la S-300 es la primera con un cambio automático integrado, en otras palabras, no requiere que el usuario cambie de marcha, lo hace automáticamente. La S-300, además, ofrece una robusta cesta en la parte delantera de la bicicleta para transportar hasta 11 kilos de carga. Además, cuenta con un soporte en el manillar, para la carga inalámbrica del smartphone.

Para adaptarse a las regulaciones de todas las ciudades, la S-300 dispone también de un candado mecánico integrado. Como todos los vehículos de Spin, la S-300 incorpora, además, un hardware que permite un autodiagnóstico que predice cuándo se necesitará una revisión. La nueva bicicleta de Spin almacena mapas de la ciudad y reglas de geofence directamente en el vehículo.

El vehículo comprueba su ubicación GPS con los mapas integrados y actúa inmediatamente, con el sistema de geofencing más rápido de la industria. Además, la S-300 tiene opción de desbloqueo a través del móvil mediante tecnología NFC. Diseñada para su uso frecuente en el entorno urbano, la S-300 destaca por tener un ciclo de vida de más de 5 años.

 

Contacto de prensa: Pol Rodríguez

 
boletin sobre

Colegios Ambientales:

Colaboramos con: