Países de todo el mundo depende de servicios basados ​​en sus ecosistemas naturales . La biodiversidad y los servicios ecosistémicos (BES) incluyen necesidades como el suministro de alimentos, la seguridad del agua y la regulación de la calidad del aire, que son vitales para mantener la salud y la estabilidad de las comunidades y las economías.

servicios de los ecosistemas de la biodiversidad figura 2

Más de la mitad (55%) del PIB mundial, equivalente a 34,3 billones de euros, dependencia de una biodiversidad y unos servicios ecosistémicos de alto funcionamiento. Sin embargo, una quinta parte de los países a nivel mundial (20%) corre el riesgo de que sus ecosistemas se colapsen debido a la disminución de la biodiversidad y los servicios relacionados con esta, según revela un nuevo estudio del Swiss Re Institute.

El estudio, basado en el nuevo Índice de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos del Swiss Re Institute, muestra que tanto las economías en desarrollo como las avanzadas están en riesgo. El informe concluye que los países en desarrollo que dependen en gran medida de los sectores agrícolas, como Kenia o Nigeria, son susceptibles a los impactos de BES por una serie de problemas relacionados con la biodiversidad y los ecosistemas.

Entre las economías del G20, Sudáfrica y Australia encabezan la clasificación de BES frágiles. El conocido impacto de la escasez de agua es un factor determinante para estos países, junto con factores como la protección costera y la polinización. Brasil e Indonesia disfrutan del mayor porcentaje de ecosistemas intactos dentro del G20; sin embargo, la fuerte dependencia económica de estos países de los recursos naturales pone de manifiesto la importancia del desarrollo sostenible y la conservación para la sostenibilidad a largo plazo de sus economías.

La próxima Cumbre de las Naciones Unidas sobre la biodiversidad, que se celebrará el 30 de septiembre, pedirá "una acción urgente sobre la biodiversidad para el desarrollo sostenible", ya que los esfuerzos mundiales para mejorar en esta área vital han caído muy por debajo de los objetivos de la ONU para detener la pérdida de biodiversidad.

Para comprender mejor este problema mundial, Swiss Re Institute ha creado el Índice BES, que permite a los gobiernos y a los empresarios de todo el mundo comparar el estado de los ecosistemas locales que sustentan sus economías. Las aseguradoras también pueden utilizar estos datos para desarrollar soluciones de seguros pertinentes que protejan a las comunidades que corren el riesgo de un mal funcionamiento de los BES.

Christian Mumenthaler, director general del Grupo Swiss Re, ha señalado que "Existe una clara necesidad de evaluar el estado de los ecosistemas para que la comunidad mundial pueda minimizar el impacto negativo en las economías de todo el mundo. Este importante trabajo proporciona una base para comprender los riesgos económicos del deterioro de la biodiversidad y los ecosistemas. A su vez, podemos informar la toma de decisiones de los gobiernos para ayudar a mejorar la restauración y preservación de los ecosistemas. También podemos apoyar a las empresas y a los inversores para que se fortalezcan frente a las crisis medioambientales. Con esta información, también podemos garantizar la prestación de servicios de seguros más sólidos".

¿Qué se puede hacer?

Los datos del índice sirven para destacar la importancia de la conservación de la naturaleza para el funcionamiento de la economía. Entre los diez primeros países con ecosistemas frágiles y alta dependencia del PIB de los servicios naturales, destacan los países emergentes ricos en recursos y con grandes sectores agrícolas, como Kenia, Vietnam, Pakistán, Indonesia y Nigeria. El estudio subraya los peligros que corren estas economías al alcanzar puntos de inflexión críticos cuando se interrumpen los recursos naturales esenciales. El informe destaca el valor de la diversificación económica en curso combinada con los esfuerzos de conservación y preservación en dichos países.

Las principales economías del sudeste asiático, Europa y América, que ya cuentan con economías diversificadas, también están expuestas al riesgo de la caída del BES. Esto se debe a que importantes sectores económicos individuales pueden verse afectados por factores individuales del BES, como la escasez de agua, que puede tener un efecto perturbador en los sectores manufactureros, el parque inmobiliario y las cadenas de suministro de un país.

El informe analiza cómo abordar los desafíos del BES mediante simples acciones de preservación puede tener un impacto significativo. Por ejemplo, la restauración del ecosistema a lo largo de la costa de Luisiana podría reducir los costes previstos de las inundaciones en 4.364 millones de euros anuales. Las medidas para garantizar el funcionamiento de los arrecifes de coral en todo el mundo podrían reducir los daños estimados de las inundaciones para tormentas de 100 años que, de otro modo, aumentarían en un 91% en todo el mundo.

El informe del Swiss Re Institute que acompaña el lanzamiento del índice, "Biodiversidad y servicios de los ecosistemas: Un caso de
negocio para los reaseguros", destaca varios casos de la vida real sobre el impacto de los BES en las economías. Por ejemplo, la destrucción del Mar de Aral, que provocó el colapso económico y la emigración masiva de la zona costera circundante, ofrece una ilustración extrema de cómo el colapso de un ecosistema puede afectar a una economía local. Otros ejemplos son las repercusiones económicas de las especies invasoras y la proliferación de algas o los efectos de la pérdida de polinizadores en el sector agrícola. La investigación médica mundial también está muy amenazada por la destrucción de los bosques tropicales, ya que casi el 50% de los medicamentos se obtienen de los recursos naturales de este hábitat.

¿Cómo funciona el índice?

El Índice Swiss Re BES proporciona una visión más holística y comparativa del estado del BES a nivel mundial. Funciona agregando datos de diez categorías diferentes del BES que abordan la seguridad del agua, la provisión de madera, la provisión de alimentos, la integridad del hábitat, la polinización, la fertilidad del suelo, la calidad del agua, la regulación de la calidad del aire y el clima local, el control de la erosión y la protección de las costas.

Los datos agregados se proporcionan con una resolución de 1 km² en todo el mundo. Esto permite tanto un análisis muy localizado de las diez categorías del BES, como la capacidad de proporcionar una visión de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos a nivel nacional o regional. El índice Swiss Re BES también pone de manifiesto el impacto del BES en los sectores económicos, con la industria manufacturera, el sector inmobiliario, las actividades profesionales y administrativas y el comercio mayorista y minorista como sectores prioritarios desde el punto de vista económico.

"El uso del Índice BES del Swiss Re Institute como base para la toma de decisiones en la suscripción y la gestión de activos hará que las empresas y las inversiones sean más resilientes", ha declarado Jeffrey Bohn, director de Investigación de Swiss Re. "Este índice también subraya la importante necesidad de soluciones de seguros relevantes basadas en la naturaleza y creará un nuevo segmento de negocio para los seguros, reforzando así la resiliencia de las regiones y comunidades afectadas".

Swiss Re pondrá el índice a disposición de los clientes como parte de CatNet®, el sistema de información y cartografía en línea sobre peligros naturales de Swiss Re. La utilización de los datos del índice BES del Swiss Re Institute permite a los clientes añadir una perspectiva de sostenibilidad a la selección de riesgos y fundamentar su toma de decisiones sobre la adecuación del riesgo a largo plazo de sus primas.

La disponibilidad de una evaluación de riesgos transparente para los servicios BES abrirá a su vez el mercado de soluciones de seguros basados ​​en la naturaleza, lo que permite a los gobiernos utilizar mecanismos de transferencia de riesgos para proteger directamente los recursos ecológicos.

 

Contacto de prensa: Teresa Rodríguez 610149106

 
boletin sobre

Colaboramos con: