cat noticias

Verónica del Olmo es graduada en Ciencias Ambientales y Jefa de planta en GS Inima Environment en Seseña. En "Mujeres y Agua: cerrando la brecha de género", una serie de entrevistas de iAgua que da voz y pone cara a las protagonistas del sector de la gestión del agua, se desvela como una de las pioneras que con su labor permiten el desarrollo continuo del sector profesional del agua.

Veronica Olmo ambientologa brecha genero nivel formativo

En primer lugar, nos gustaría conocer en detalle su trayectoria profesional hasta el puesto que ocupa actualmente.

Se podría decir que mi trayectoria profesional comenzó durante mi formación universitaria, en el Grado en Ciencias Ambientales de la Universidad de Jaén, al visitar una estación depuradora de aguas residuales. Fue entonces cuando decidí orientar mi carrera profesional a este campo a través de las prácticas en empresa. De este modo, realicé una entrevista en GS Inima Environment, comenzando mi carrera profesional como técnico de laboratorio en un grupo de EDAR en Castilla la Mancha. De aquí he seguido desarrollándome profesionalmente de forma progresiva, siendo posteriormente jefa de planta de diversas EDAR en Toledo, posteriormente trabajando en la puesta en marcha y posterior operación y mantenimiento de la EDAR Segovia.

Durante el último año he formado parte del equipo de puesta en marcha de la EDAR de Lagares (Vigo), proyecto puntero con el tratamiento por biofiltración más grande de España y uno de los más grandes de Europa.

Tras la entrega y recepción de la EDAR de Lagares, me he reincorporado al departamento de O&M de GS INIMA como jefa de planta de la EDAR en el servicio de gestión integral de Seseña, lo cual me da la oportunidad de seguir ampliando mis conocimientos, no solo en el sector del agua residual, sino también en el de gestión de servicios urbanos de agua.

 

En el sector del agua persiste una importante brecha de género. ¿A qué cree que se debe este problema?

Creo que la principal causa de la brecha de género se ha dado a nivel formativo: a priori nos encontramos en un sector en el que habitualmente se ha requerido de una formación cursada históricamente más por hombres que por mujeres; tales como ingeniería química, industrial, caminos, etc… Si además añadimos lo poco apetecible que puede parecer trabajar en el sector del agua residual, creo que nos encontraríamos ante algunas de las causas de esta brecha.

Sin embargo, en cuanto a analistas y jefas de laboratorio, creo que la brecha es tendente a la inversa ya que somos mayoría, posiblemente por tratarse de un trabajo que requiere gran precisión y detalle.

 

Relacionado: más mujeres ambientólogas

 

Por el contrario, en cuanto a mujeres operadoras de planta, nos queda mucho por evolucionar ya que es en este grupo de trabajo donde más diferencias de género existen; no porque no se nos dé oportunidad, sino porque habitualmente no optamos a ese puesto de trabajo por decisión propia. Sin embargo, según mi experiencia, las operadoras de planta son tan eficientes como cualquier otro operador.

 

¿Cuenta su entidad con programas y/o herramientas que fomenten la igualdad y se encaminen a cerrar dicha brecha?

Sí, existen programas de igualdad de género y herramientas que fomentan el cierre de la brecha de género. No voy a comentar demasiado de ellos, pero debo señalar que para mí la mejor herramienta de igualdad ha sido y es que te traten y te valoren por tu trabajo, sin hacer distinciones de género. El hecho de no haber tenido que recurrir a esos programas dice mucho del nivel de implantación de dichas medidas en mi empresa.

 

¿Qué otras medidas (además de las contempladas por las empresas) serían, en su opinión, efectivas para alcanzar la paridad en el sector del agua?

El fomento de la conciliación de la vida laboral con la profesional, mediante la reubicación temporal de puestos de trabajo, puede ser una medida que ayude a alcanzar una mayor paridad en el sector. Además de las medidas que tomen las empresas, creo que la paridad es fundamentalmente generacional. Será el tiempo el que desarrollará la paridad de forma natural por capacidades y no por sexo.

 

Hablando en primera persona, ¿qué dificultades ha enfrentado a lo largo de su carrera por el hecho de ser mujer?

Más que por ser mujer creo que ha sido por el binomio mujer y joven. En alguna ocasión se ha puesto en duda mi capacidad profesional en cuanto a la toma de decisiones por parte del personal a mi cargo, si bien creo que esos retos me han permitido aprender y seguir creciendo profesionalmente. Por el contrario, debo destacar el apoyo y la confianza que mis superiores han depositado sobre mí en todo momento, recibiendo un trato igualitario y de un gran respeto profesional.

 

¿Qué otros desafíos cree que es prioritario abordar en el sector?

El gran desafío que creo hemos de abordar y el más difícil de todos es la concienciación social: tanto la industria como los ciudadanos deben de ser conscientes de los grandes retos que abordamos y abordaremos en la gestión de un recurso con una distribución cada día más irregular y unas demandas cada día de mayor exigencia.

También es muy necesario seguir desarrollando tecnologías que nos permitan un mayor control de la instalación y mejorar los sistemas de tratamiento con el fin de poder regenerar el agua depurada para su reutilización de forma eficiente y viable.

El vertido de agua sin tratar a cauce (vertido cero) debe de ser uno de los principales objetivos de nuestro sector, ya no por las instalaciones existentes sino por la implantación de sistemas de tratamiento en todas aquellas zonas donde actualmente siguen sin tratarse las aguas residuales.

 

En contraposición, ¿cuáles cree que son los mayores logros alcanzados en el sector?

Los principales logros alcanzados en el sector del agua actualmente se encuentran en todo lo relacionado con la prevención y seguridad en el trabajo, habiéndose desarrollado tanto sistemas de detección y prevención como protocolos para la protección de los trabajadores que nos permiten desarrollar nuestro trabajo de una forma más adecuada. En cuanto al proceso: del tratamiento de agua residual hasta la calidad de agua regenerada para sus diferentes usos, ha sido y debe ser un logro alcanzado a desarrollar en un futuro cercano.

 

Mujeres y Agua: Cerrando la brecha de género es una sección de iAgua que recoge testimonios y opiniones de las profesionales que luchan cada día por alcanzar la paridad en el desarrollo de su profesión. La entrevista es de Águeda García de Durango para iAgua.

 

 
Boletín Novedades Ambientales

Colaboramos con: